Rebasa a Proepa polución en GDL

USUALES. Los eventos contaminantes son frecuentes en Miravalle, Las Pintas y Santa Fe. (Foto: Alfonso Hernández)

Pese a sus 10 años de existencia, las acciones emprendidas por la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) para bajar la contaminación en las zonas de Las Pintas y Miravalle, que encabezan todos los años los índices más altos, han sido insuficientes y poco certeras para finiquitar el problema.

El titular de esta dependencia, José Rentería González, reconoció en conferencia de prensa que el problema existe y que han hecho todo lo que está a su alcance para contrarrestarlo; sin embargo, les faltan dientes.

“La autoridad no puede darse por vencida, y en todo momento está generando estrategias diferenciadas para poder buscar el cumplimiento total de los ciudadanos y de los obligados”, aseguró. No obstante, añadió que hay industrias que no son de competencia estatal, por lo que no pueden supervisarlas.

Rentería González señaló que cuando hay precontingencias o contingencias ambientales informan vía electrónica de esta medida a cerca de 500 empresas para que inicien su programa de contingencia ambiental. Si no lo hacen inician las sanciones, pero casi siempre se imponen a raíz de denuncias ciudadanas. “No todas cumplen. Deben ser un 60 ó 70 por ciento, tal vez (las que cumplen)”, precisó.

Esperan reforma

El procurador señaló que faltan reformas legales como la aprobación de una reforma a la ley de responsabilidad ambiental que se estudia en el Congreso del Estado para involucrar a todas las autoridades correspondientes.

“Lo que se está generando es un estudio para modificar ley en la matera para que la autoridad vincule a los obligados a generar estos planes de contingencias y a reducir sus emisiones; sin embargo, la norma oficial que regula este tipo de elementos es de carácter federal”, comentó.

El funcionario aseguró que las zonas donde están las estaciones de monitoreo ambiental que registran habitualmente los índices más altos de contaminación, es decir, Santa Fe, Miravalle y Las Pintas, están entre los polígonos prioritarios en materia de inspección y vigilancia junto con el Área Natural Protegida del Bosque de la Primavera, así como las lagunas de Cajititlán y Zapotlán el Grande. Para hacer las revisiones, la Proepa cuenta con 40 inspectores; sin embargo, antes tenía entre 70 y 80.

Una de las encomiendas de esta dependencia es ejercer atribuciones de inspección y vigilancia para que se dé cumplimiento a la normatividad ambiental, recordó. Cuando esto no ocurre, añadió, se realizan clausuras como medida de seguridad.

Otros métodos que implementa la procuraduría son la conmutación de sanciones y la reconsideración éstas; no obstante, las empresas prefieren impugnarlas, ya que sólo 20 por ciento de los infractores recurre a la conmutación.

Las denuncias ciudadanas se pueden realizar llamando a los teléfonos 3030 8260 y 1199 7550, a las extensiones 56212 ó 56242, o enviando un correo a denuncias.semadet@jalisco.gob.mx.

Incrementan las inspecciones 20%

Las visitas de inspección a industrias por parte de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) aumentaron en 20 por ciento durante el último año.

En 2017 se realizaron 510 diligencias, cuando un año antes habían sido 424, indicó el titular de esta dependencia, José Rentería González.

El funcionario resaltó que la denuncia ciudadana es un elemento valioso para su trabajo, pues de las 510 visitas realizadas, 314 fueron propiciadas por los jaliscienses.

Asimismo, destacó que a fin de que haya más reportes de los habitantes del estado, la procuraduría redujo el tiempo de respuesta de 50 a 15 días, aunque admitió que la atención se debe dar aún más rápido, aspecto en el que trabajarán durante este año.

Finalmente, informó que la Proepa emitió el año pasado 295 multas por un monto total de 7 millones 290 mil 906 pesos, recursos que se fueron al llamado fondo verde. Jessica Pilar Pérez

“Lo que se está generando es un estudio para modificar ley en la matera para que la autoridad vincule a los obligados a generar (sus) planes de contingencias y a reducir sus emisiones”
José Rentería González, titular de Proepa