'Al bosque', una comunión natural

Modelos. Pieza Narkssos. El artista se acompañó de sus amigos cercanos para la realización de este proyecto. (Foto: Cortesía Ernesto Ávalos)

Hay varias creencias que hablan del retorno del hombre a su origen a través de la naturaleza, de los sitios que conservan su pureza fuera del urbanismo, un lugar más complejo de encontrar en las grandes ciudades como Guadalajara.

Al buscar este reducto cerca de casa, el fotógrafo Ernesto Ávalos durante dos años hizo varios viajes con su cámara en búsqueda de paz interior y de una reflexión sobre su identidad como persona y cuestionarse el lugar de todos nosotros en el mundo.

Las fotografías que nacieron a partir de este viaje forman parte de una serie que formará parte de una exposición en colaboración con la dirección de cultura del Ayuntamiento de Guadalajara.

Según contó el artista, esta exposición nació a partir de una serie de viajes que realizó tanto al bosque de La Primavera como a Tapalpa, viajes representativos de una búsqueda interior, de paz y de encuentro con lo más primigenio: el contacto con la naturaleza.

La exposición que se inaugura este viernes 12 de enero en el Laboratorio de Artes Variedad (Larva) lleva el nombre de Physis, conocida en la mitología griega como la diosa primordial de la naturaleza: una que, por lo tanto está entre todos nosotros y nuestra relación con el mundo y sus elementos. Al hacer una serie de paralelismos con la mitología griega, Ávalos intentó hacer un retrato de ese mundo que le apasiona: el de los bosques.

“Me gustan esos paisajes y lo que representan los bosques y eso quise dejar en las imágenes: un mundo entre lo desconocido y el mundo espiritual”.

Además de los paisajes boscosos, con luz natural y de la manera más orgánica, sin intervención digital, en las escenografías a veces frías, a veces más bien soleadas, el centro de las fotografías son los cuerpos desnudos, cuerpos de amigos del propio fotógrafo como una prueba de una especie de comunión de intimidad –que debería llevarse también entre el hombre y la naturaleza–.

Volver la mirada hacia adentro en franca introspección hacia el cuerpo es parte del objetivo de estos desnudos: “Esta es la forma más pura y honesta de estar y de mostrarte al otro”, contó sobre los modelos que aparecen en las imágenes. “Sin máscaras. Era como un llamado hacia ser reales, despertar una nostalgia por lo puro, un anhelo de lo puro. Vivimos desconectados de esa parte natural que es hoy en día una parte fundamental para el hombre”.

Ávalos dijo también que el desnudo de otras personas le sirvió como artista para reflejarse y que esta sensación es la que quiere transmitir a los espectadores de la obra. “Estaba buscándome durante esos viajes y publicar estas fotografías es una manera de cerrar un ciclo. Es un gran privilegio ver en este resultado a estos amigos que me acompañaron en el viajes, porque uno de los elementos que más me importaba era que no se viera a la soledad, a la búsqueda de la soledad como algo negativo”.

Las 14 fotografías de mediano y gran formato serán expuestas durante varias semanas, la inauguración se realizará el viernes a las 20 horas. La entrada es libre.

____

“Era como un llamado hacia ser reales, despertar una nostalgia por lo puro, un anhelo de lo puro”
Ernesto Ávalos, fotógrafo

JJ/I