Trump niega haber usado las palabras “países de mierda”

(Foto: AP)

El presidente Donald Trump lanzó un mensaje a través de Twitter en el que negó que se haya referido vulgarmente de África. Escribió que no usó las palabras: "países de mierda".

"Éstas no fueron las palabras usadas", fue lo que Trump respondió luego de una ola de críticas por los comentarios, hechos presuntamente el miércoles durante una reunión en la Casa Blanca.

Tanto la Casa Blanca como los legisladores republicanos que participaron en la reunión se han abstenido de negar que Trump haya usado esas palabras.

Tres personas consultadas sobre la conversación dijeron que Trump cuestionó por qué Estados Unidos debería aceptar más inmigrantes de Haití y de "países de mierda" en África y no de lugares como Noruega. Las personas no estaban autorizadas a describir la conversación y hablaron con la condición de no ser identificadas.

De acuerdo con las personas al tanto de la conversación, durante la misma reunión Trump rechazó un acuerdo bipartidista sobre el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés).

"El lenguaje que usé en la reunión de DACA fue rudo, pero éstas no fueron las palabras usadas. Lo que fue realmente rudo fue la extravagante propuesta hecha ¡Un gran revés para el DACA!".

La despectiva descripción de Trump de todo un continente sorprendió a los legisladores que asistieron a la reunión e inmediatamente revivió las acusaciones de que el presidente es racista.

Los comentarios de Trump se dieron mientras dos legisladores le describían los detalles de un acuerdo que protegería de la deportación a cientos de miles de jóvenes migrantes sin papeles de residencia, conocidos como dreamers, y reforzaría la seguridad en la frontera con México.

Los senadores esperaban que Trump apoyara su acuerdo y con ello terminara con una disputa que se ha extendido durante meses sobre cómo proteger a los dreamers, pero la Casa Blanca rechazó la medida propuesta, enviando nuevamente el tema a la incertidumbre a ocho días de un plazo que amenaza con paralizar el gobierno.

Haití se escandaliza

Haití se declaró este viernes “profundamente escandalizado e indignado” por la declaración del presidente Donald Trump, a la que calificó de “racista”.

El gobierno de Haití expresó en un comunicado que “estas declaraciones insultantes y censurables de ninguna manera reflejan las virtudes de sabiduría, moderación y discernimiento que deben ser cultivadas por cualquier alta autoridad política”.

Agregó que la declaración tal como apareció en los reportes “refleja una visión totalmente errónea y racista de la comunidad haitiana y su aporte a los Estados Unidos”.

El embajador haitiano en Washington dijo a una radio local que su gobierno presentó una queja a la embajada estadounidense en Haití.

GE