Orgullo

Es muy de chavorrucos sorprenderse con la cantidad de años que han pasado desde que algunos los discos se convirtieron en los favoritos. ¿Ejemplos? Este año se cumplen dos décadas de que Manu Chao se hizo rockstar con Clandestino, un disco que nunca pudo superar, subrayo, nunca. Misma edad tiene el debut de El Gran Silencio, Libres y locos y Aquamosh de Plastilina Mosh. Por esas mismas anda Enemigos íntimos que unió y separó para siempre a Fito Páez y Joaquín Sabina, el entonces polémico Libertinaje de Bersuit Vergarabat y Una semana en el motor del autobús de Los Planetas, también Depende de Jarabe de Palo y el ahora disco de culto Tributo a José a José. Ok, veo ya sus caras de sorpresa.

Una década cumplen Barracuda de Kinky y Barrio Estación de Los Bunkers, Mucho de Babasónicos, Paper dolls de los tapatíos Descartes a Kant y Why you de Siddhartha, además de Tijuana Sound Machine de Nortec y 25 años cumple Leche de Fobia.

En varios casos parece que se habla de muertos, pero la mayoría están en las fiestas, listas de reproducción y discotecas de los cuarentones.

Las bandas y artistas de rock mexicano y latino, tienen el reto de sobrevivir esas mismas edades, pero no sólo persistir en el recuerdo, sino hacerlo de manera decorosa, elegante y digna. Tan sólo en un repaso por las redes sociales, las noticias compartidas por varios artistas sobre su trabajo en el estudio, arroja interesantes incógnitas. La banda Reyno prepara nuevo disco, también Madame Recamier, la industria se mece los bigotes porque Zoé trae nuevo disco, los tapatíos Machingón editarán el álbum con el que celebran una década de resistencia, Panteón Rococó graba nuevo álbum. En el estudio está la banda tapatía Technicolor Fabrics, Javier Blake (División Minúscula) se unió con Kill Aniston para un proyecto, Clemente Castillo y el español Carlos Sadness están en la generación de nueva música, se espera que Manu Chao edité un disco completo, volverán Fito & The Fitipaldis, los metaleros mexicanos Cerberus y se editará un nuevo tributo a José Alfredo Jiménez.

Todos ellos pelearán por mantenerse en la memoria de la gente y competirán por ser recordados contra Gorillaz, Franz Ferdinand, Madonna, Los Rolling Stones, Judas Priest, Artick Monkeys y Vanpire Weekend, entre otros. Visto en perspectiva como que hay un desequilibrio ¿no?

Menuda tarea le resta a los roqueros de esta generación, que si se pone en la balanza, pues no salen bien librados. Nada más por orgullo, esperemos que lo hagan bien.

@WhoIsFranco

FV/I