Retina artificial puede sustituir una dañada

La retina es una de las partes más importante del ojo. Se trata del tejido que nos permite convertir la luz en impulsos nerviosos analizables por el cerebro.

Sin luz no hay visión, por lo que las dolencias o accidentes que afectan a la retina son especialmente graves. Un equipo de científicos acaba de probar con éxito un tejido nanotecnológico que funciona como una retina artificial. Su aplicación podría devolver la vista a muchas personas con problemas de visión.

No es la primera vez que se intentan construir dispositivos que sustituyan a la retina, pero ninguno de los diseños hasta ahora era lo bastante práctico, pequeño o con una calidad de imagen suficiente.

Un grupo de científicos de la Universidad de Tel-Aviv, el Centro de Nanociencia y Nanotecnología de Jerusalén, y la Universidad de Newcastle, ha intentado una aproximación diferente y más sencilla.

En lugar de intentar miniaturizar componentes electrónicos, el grupo ha desarrollado un tejido flexible compuesto de nanotubos de carbono que reacciona de manera similar a la retina. Al recibir luz, este tejido es capaz de generar impulsos eléctricos para excitar el tejido nervioso bajo la retina. El material es más duradero, flexible y eficiente a la hora de captar luz que ninguna de las soluciones anteriores.

De momento, los investigadores han probado con éxito el material en la retina de un pollo. El siguiente paso es averiguar si puede ser igual de efectiva en seres humanos. Aún queda tiempo para que este avance llegue a los hospitales, pero puede abrir la puerta a curar los problemas de ceguera asociados a daños en la retina con un simple trasplante.

Otra opción

Científicos del Instituto Italiano de Tecnología han probado en ratones un sistema que convierte la luz en una señal eléctrica que estimula las neuronas del órgano.

Ahora, gracias a un reciente estudio publicado en Nature Materials a cargo del Instituto Italiano de Tecnología afirma haber desarrollado un implante capaz de revertir una de estas enfermedades, la retinosis pigmentaria, restaurando la visión perdida, al menos en ratas. Sin embargo, cabe destacar que a finales de este mismo año se espera empezar con los ensayos clínicos en humanos.

Este nuevo implante de retina, según los investigadores, funciona convirtiendo la luz recibida en una señal eléctrica capaz de estimular a las neuronas de la retina.

Opción para pacientes con retinitis es aprobada en Europa

Veinte años de investigaciones han necesitado los especialistas de Second Sight Medical Products para desarrollar tal innovación. Ahora, tras el éxito en las pruebas obligatorias de seguridad, acaban de aprobarla en el mercado europeo. Esta tecnología ofrece esperanzas a los pacientes con retinitis pigmentaria. Como ha explicado el doctor Robert Greenber, presidente y consejero delegado de la empresa, “tras años de investigaciones, estamos muy orgullosos de poder ofrecer una solución real a largo plazo para personas que sufren enfermedades degenerativas de la retina en estadios avanzados como la retinitis pigmentaria”, señalando además que esta aceptación de su uso en Europa “representa un gran paso adelante para el sector”.

Redacción

Enfermedad

Enfermedades tales como el desprendimiento de retina, la retinopatía diabética, la degeneración macular asociada a la edad o la retinosis pigmentaria son las causantes de 67 por ciento de los casos de dificultad para la visión en el mundo

1 de cada 3 personas de más de 50 años sufre enfermedades de retina

JJ/I