Denuncian allanamiento en fincas patrimoniales

Icónico. El Palacio de las Vacas es reconocido por su excentricidad, su complicada construcción y muy solicitado para fotografía, sobre todo social. (Foto: Alejandra Carrillo)

La semana pasada se enunció el allanamiento a la curiosa casa ubicada en San Felipe, a través de una página que se ostenta como la oficial del Palacio de las Vacas, una finca patrimonial de la ciudad que fue construida a finales del siglo 19, en el Centro Histórico de Guadalajara, antigua residencia de Segundo Díaz, primo de Porfirio Díaz.

Según la página, seguida por más de 11 mil usuarios, desde el 8 de enero varias personas entraron a la casa simulando ser los dueños para robar, aprovechándose del estado de salud del propietario de la finca que ha estado abandonada durante varios años y rentada sólo para sesiones de fotografías.

“No tenemos manera de saber qué están haciendo o qué están tramando o robando estas personas. Por lo tanto hacemos un llamado de ayuda a todos...”, dice la publicación. “En estos momentos los abogados ya trabajan en los temas legales, lo importante es que las personas están adentro ahorita (sic) encerradas fingiendo que viven ahí mientras preparan su salida, quizá con el lugar vacío”.

La casa pertenece desde 1998 a John A. Davis, quien habría invertido, según otras notas periodísticas, alrededor de 6 millones de dólares en restaurar esta casa, patrimonio de Jalisco. A pesar de que, según la página, ya existen tres reportes distintos, dos del propietario, que según se sabe está delicado de salud residiendo en Oaxaca y otro de los vecinos, no se han atendido.

El Diario NTR acudió a las inmediaciones del recinto, en donde los vecinos, que prefirieron permanecer en el anonimato, confirmaron que desde hace una semana que ven movimiento extraño en la casa además de que fue removido un cartel con el número de teléfono al que se acudía para acceder a la finca a tomar fotografías.

Un hombre de mediana edad, que dijo llamarse Javier, atiende a la casa, cuyas puertas están aseguradas con grandes cadenas y candados. Hay al menos dos personas ahí durante el día, según aseguraron los vecinos y NTR pudo constatar. El hombre dijo que están limpiando y haciendo trabajos adentro y aseguró que el “dueño de la casa pasa por ahí dos o tres veces al día siempre en horarios distintos”. No quiso dar el nombre de quien se ostenta como dueño, pero aseguró que si se dejan nombre y datos él se pondría en contacto. Al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Además de formar parte del patrimonio arquitectónico del Centro Histórico, la finca cuenta con una obra de más de 300 metros cuadrados de pintura del muralista mexicano Xavier Guerrero.

El siguiente caso

Otra de las historias es de la finca ubicada en Madero 545, que hace esquina con la calle 8 de Julio, en el Centro de la ciudad. También en Facebook, el arquitecto Marco Antonio Vázquez Chacón denunció que sin su permiso la finca, a su nombre según la Dirección General del Registro Público de la Propiedad y del Comercio del estado, está siendo intervenida por terceros.

Aunque no tiene claro cómo obtuvieron las llaves, asegura que están realizando trabajos sin su permiso y sin el de la Dirección estatal de Patrimonio de la Secretaría de Cultura. Entrevistado por este medio dijo que la casa pasó a su poder en 1998, para intentar hacer un bed & breakfast (hotel), en esta finca de cantera negra que data de 1900 y fue el primer Hospital del Carmen.

Después de varios años de permanecer abandonada, un grupo de aproximadamente cinco hombres ahora se encuentra haciendo trabajos. Cuestionados por NTR, los encargados no quisieron dar sus nombres y sobre la casa dijeron que la están remodelando y que buscan sea un lugar en renta para eventos.

Vázquez Chacón dijo no tener conocimiento de la identidad de estos hombres ni si son o no peligrosos, por lo que ha decidido llevar el asunto por la vía legal a través de una denuncia. “Es una lástima, porque esta finca es muy hermosa y hasta ahora había conservado gran parte de su diseño original por dentro y por fuera”, dijo. “Debe tratarse de un abuso si es que consiguieron algunas escrituras. Yo nunca autoricé ni la compra ni la venta del inmueble”.

Qué hacer

Julio César Osuna, encargado de la Dirección de Patrimonio de la Secretaría de Cultura, dijo para NTR que todas las casas que formen parte del patrimonio edificado de la ciudad, según cada reglamento municipal, deben contar al menos con la asesoría y el permiso de la secretaría para realizar trabajos de mantenimiento que puedan perjudicar dicho patrimonio.

De no ser así, según la Ley de Patrimonio Cultural del Estado de Jalisco y sus Municipios, los responsables podrían obtener sanciones.

Osuna dijo que cada caso, dependiendo de la longevidad y la ubicación de las casas, se sigue un protocolo distinto. “En la secretaría tenemos las puertas abiertas para quienes busquen una simple asesoría o una intervención aún mayor”, dijo.

Registro

Ambos edificios están en el Inventario de Bienes Inmuebles Patrimoniales de la Secretaría de Cultura de Jalisco

JJ/I