Inconsistencias en SSJ por 8 mil mdp

Argumento. En la Secretaría de Salud argumentan que ya tienen la mayoría de las observaciones solventadas. (Foto: Mónika Neufeld)

Entre 2013 y 2016, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) recibió observaciones a sus cuentas públicas por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por más de 8 mil 463 millones de pesos.

Según información proporcionada por la contralora interna de la dependencia, Mayda Meléndrez, en dicho periodo el órgano revisor ha realizado 11 auditorías a la secretaría estatal por las aportaciones federales realizadas por distintos conceptos, como el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (Fassa), cuota social y aportación voluntaria, auditorías de calidad y recursos recibidos por el componente de salud del programa Prospera.

Primeros años

El mayor monto de las observaciones se concentra durante 2013 y 2014, los primeros de la gestión de Jaime Agustín González Álvarez al frente de la dependencia, cuando Antonio Cruces Mada, a la postre su sucesor, dirigía el Régimen Estatal de Protección Social en Salud, mejor conocido como Seguro Popular.

En 2013 se realizaron dos auditorías federales a la SSJ, tanto al fondo Fassa como a la cuota social y aportación voluntaria que resultaron con observaciones por 4 mil 177 millones 781 mil 365 pesos.

Al año siguiente, la dependencia estatal fue sometida a cuatro revisiones, en las que se señalaron omisiones en la comprobación de gastos por 3 mil 580 millones 703 mil 711 pesos.

Reducción

Ya para 2015, la única auditoría realizada, correspondiente al fondo Fassa, se realizaron señalamientos por 11 millones 723 mil 657 pesos. Además, se realizó una auditoría de tipo compulsa a las oficinas centrales del Seguro Popular federal, en la que se observaron 677 millones 339 mil pesos de los recursos destinados al estado.

Mientras que en 2016, en tres ejercicios de revisión, se hicieron señalamientos por un monto total de 15 millones 556 mil 678 pesos.

A decir de la contralora, la baja en los montos observados entre los dos primeros años y los subsecuentes no se debe a que en el primer periodo se hayan tenido manejos más cuestionables, sino a la mejora en los procesos de comprobación ejercidos por la dependencia.

En total, sin contar los ejercicios de revisión pendientes del año recién concluido, durante el sexenio la Secretaría de Salud Jalisco ha recibido observaciones por 8 mil 463 millones 104 mil 411 pesos.

Proceso largo

Meléndrez aseguró que se ha enviado a la Auditoría Superior de la Federación la mayor parte de la información que se les ha requerido para solventar las observaciones de todos los ejercicios señalados.

“A lo mejor en porcentaje llevaríamos 80 por ciento de información enviada conforme a lo que nos están solicitando con la norma. De ese 80 por ciento, a lo mejor la Auditoría ya tiene analizado alrededor de 25 ó 30 por ciento más o menos al mes de diciembre (de 2017), que fue la última reunión que tuvimos con ellos”.

Del porcentaje restante, dijo que se continúa trabajando en la entrega de elementos documentales solicitados por la instancia fiscalizadora. Sin embargo, expuso, es un proceso largo y complejo, toda vez que la mayoría de los montos señalados se observaron por cuestiones como recursos no devengados o por desconocer quién recibió los servicios de salud señalados.

“Pudiera darse el caso de que al 31 de diciembre la recepción del servicio todavía estaba en el proceso de análisis y en su momento, en registros contables o en estados de cuenta bancarios, todavía no se veían reflejados. No quiere decir que hay un mal ejercicio del recurso, simplemente es diversidad del momento presupuestal y contable en que se da”, explicó.

La funcionaria estatal agregó: “A lo mejor en un informe nos pudieron decir que hay falta de documental, aunque se pudiera haber proporcionado la parte financiera o contable. No obstante, ellos requieren, para efecto de poder solventar la parte programática, saber quién fue la persona que realmente fue el usuario final de ese recurso (…) Por ejemplo, de la aplicación de una vacuna, decirle quién fue la que la recibió”.

A pesar del amplio monto observado, Meléndrez insistió en que, hasta el momento, todos los señalamientos han podido ser debidamente comprobados o se encuentran en proceso de hacerlo, por lo que no se ha constatado la existencia de omisiones o malos manejos por parte de funcionarios de la dependencia.

Accidentada secretaría

Los escándalos por mala administración y presuntas irregularidades en la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) han estado presentes en lo que va de la administración. Al menos mediáticamente, la estancia de Antonio Cruces Mada como secretario estatal fue de las más criticadas.

El 6 de octubre de 2016, este medio publicó que a Cruces Mada le habían llovido críticas tanto por su administración como por su actitud, pues en ese momento los problemas con el Hospital Civil de Guadalajara estaban en uno de sus puntos más altos.

Al ex funcionario, quien dejó la SSJ en octubre supuestamente para buscar la candidatura priísta a la alcaldía de Zapopan –aunque ni siquiera se le ha visto en el proceso–, se le han hecho señalamientos desde que estaba en Servicios Médicos Municipales en Guadalajara, cuando la Secretaría de Salud federal aseguró que su estrategia de pulseras con citronela contra el mosquito trasmisor del dengue no estaba avalada.

Ya al frente del Seguro Popular, en febrero de 2016 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le señaló irregularidades por mil 248 millones de pesos y un subejercicio de mil 737 millones 800 mil pesos, lo que representaron observaciones por casi la totalidad de los recursos que recibió.

Como secretario estatal, además del Hospital Civil de Guadalajara, también le llovieron críticas por parte de Consuelo Robles Sierra, titular de la Comisión de Higiene y Salud Pública en el Congreso del Estado, por su estrategia contra el dengue, y del el Foro Socioambiental GDL, por promesas incumplidas en San Pedro Itzicán. Redacción

 

__________

 

“A lo mejor en porcentaje llevaríamos 80 por ciento de información enviada conforme a lo que nos están solicitando con la norma. De ese 80 por ciento, a lo mejor la Auditoría ya tiene analizado alrededor de 25 ó 30 por ciento”
Mayda Meléndrez, contralora interna

JJ/I