Amazon abre tienda física, sin cajeros ni colas

(Foto: AP)

Ni cajeros, ni colas, ni cajas registradoras. Así ve Amazon el futuro de las tiendas.

El gigante minorista de Internet abrió su tienda Amazon Go al público, vendiendo leche, papas fritas y otros productos usualmente encontrados en tiendas de conveniencia. Los empleados de Amazon pasaron un año probando la tienda, que está en el primer piso del edificio de la compañía en Seattle.

La apertura al público es otro indicio de que Amazon busca seriamente expandir su presencia física. La compañía ha abierto más de una veintena de librerías, tomado espacio en algunas tiendas de departamentos de Kohl’s y compró Whole Foods, lo que le dio 470 supermercados.

Pero Amazon Go es diferente. Al entrar, los clientes escanean su app Amazon Go en un torniquete. Cuando toman un producto de un estante, es añadido a una cesta virtual. Si el producto es devuelto al estante, es sacado de la cesta. A los usuarios se les cobra cuando salen de la tienda.

La compañía dijo que emplea visión de computadoras, algoritmos de aprendizaje y sensores para determinar cuándo alguien toma algo de un estante.

La tienda tiene empleados que, Amazon dice, estarán preparando alimentos, abasteciendo los estantes y ayudando a los usuarios.

La tienda venderá desayunos, almuerzos y cenas preparadas.

La compañía había anunciado la tienda Amazon Go en diciembre de 2016 y dijo que abriría a inicios de 2017, pero demoró el debut mientras trabajaba en la tecnología y sus empleados la probaban.

 

GE