Se va un foro más de la ciudad

Legado. Escena de Tonic, con Isabel Rodríguez, Manuel Parra y Sofía Olmos, una de las producciones de la Casa Inverso, que además tuvo presentaciones fuera de la ciudad. (Foto: Especial)

Después de una serie de temporadas, experimentos, talleres y puestas en escena, uno de los foros independiente para el teatro en Guadalajara, la Casa Inverso, terminará sus actividades. La gran puerta alta de madera en Santa Mónica 256 cerrará permanentemente como uno más de los foros alternativos que cesa.

Después de más 10 años de actividades en los que más de 15 personas coordinaron y dirigieron las propuestas escénicas que se presentaron en su escenario, en distintos momentos, descrito como un refugio para los actores, dramaturgos y directores, el sitio no tendrá más espacio para el teatro.

Así lo confirmó una de las coordinadoras de Inverso, Mónica Camacho, quien en entrevista con NTR dijo que la triste decisión es irrevocable y que despedirán al público y a la comunidad de esa zona del Centro de Guadalajara que adoptaron al proyecto en un momento en el que en la ciudad presentar obras, sobre todo de las nuevas formas de hacer teatro, era un calvario.

Entre las razones del cierre Camacho comentó que quienes hacen posible este espacio han tomado caminos profesionales diferentes que no les permiten más administrar el lugar.

“Estuvimos pensando mucho esta decisión, el proyecto de Inverso a lo largo de todos estos años ha sido muy celebrado y fructífero, pero hemos ido cambiando nuestra carrera y la perspectiva de nuestro trabajo”.

“Hace 11 años la casa era necesaria, queríamos tener un lugar de creación y experimentación, 11 años después es diferente cómo lo vemos, tomamos la decisión porque nuestros caminos se alejan un poco de la casa, estamos buscando otro tipo de cosas”, dijo.

Añadió que ahora, con lo que representa Inverso para la escena, esta fue una decisión difícil para toda la gente que sigue trabajando ahí: “Pero nosotros tenemos que irnos, ya no nos podemos hacer cargo de la casa, pensamos que era posible que saliera una persona que se haga cargo de ella, pero el tiempo apremió y tenemos que movernos hacia adelante. Quizá alguien, así como nosotros hace 10 años encontrará un nuevo espacio y lo abrirá y desarrollará como nosotros”, dijo Camacho.

“La mayor satisfacción es que todos los que estamos involucrados en el proyecto tuvimos el mismo sueño, tener un espacio para hacer el teatro que queríamos hacer, investigar, aprender, experimentar y tener un espacio para presentar las obras, que el público lo conociera. Ese sueño fue saciado hasta el cansancio y creo que esa fue la más grande satisfacción, trabajamos muy a gusto, fue nuestra casa, nuestro corazón y todo lo que involucra la creación para los artistas siempre es un gran logro”.

Mantener la casa en un estado constante de resistencia para poder hacer teatro fue uno de los más grandes retos para que el foro funcionara de manera autónoma con talleres, conferencias, festivales y una nutrida cartelera “en un mundo donde no figuramos, como en cuestiones administrativas. Hemos tenido que seguir sin dinero a veces para pagar las producciones y otras veces ni para pagar la renta”.

Fin con fiesta

El viernes 26 de enero en la casa se hará una fiesta o brindis de despedida a partir de las 21 horas, en donde habrá un espacio para celebrar y recordar los buenos tiempos de Inverso antes de su partida. La entrada es libre

______

“La mayor satisfacción es que todos los que estamos involucrados en el proyecto tuvimos el mismo sueño, tener un espacio para hacer el teatro que queríamos hacer, investigar, aprender, experimentar”
Mónica Camacho, actriz

JJ/I