La NASA prepara regreso a la Luna

RECURSOS. El administrador interino de la NASA, Robert Lightfoot, presenta la propuesta de presupuesto 2019 para la agencia espacial. (Foto: AP)

La humanidad regresará a la Luna con la mirada puesta en Marte, indicó el administrador interino de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), Robert Lightfoot.

“Se pide a la NASA que reoriente las actividades existentes hacia la exploración redirigiendo el financiamiento a nuevos programas innovadores y el apoyo a nuevas iniciativas público-privadas”, destacó Lightfoot durante la declaración sobre la propuesta de presupuesto de la agencia para el año fiscal 2019.

El administrador interino agregó que están aprovechando a múltiples socios tanto nacionales como internacionales para desarrollar un enfoque sostenible donde la Luna es sólo un paso en el ambicioso viaje para llegar más lejos en el sistema solar.

“Hemos utilizado la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) como la piedra angular para empujar la presencia humana más lejos en el espacio, con un objetivo horizontal de los seres humanos a Marte”, expuso.

Robert Lightfoot refirió que para llegar al planeta rojo se debe aprender sobre la fisiología humana en los vuelos espaciales, así como permitir que los nuevos socios ejerzan sus capacidades y emerjan como líderes por derecho propio para ayudar en el viaje.

“Hoy tengo el privilegio de presentar la solicitud de presupuesto del año fiscal 2019 del presidente Donald Trump de 19.9 mil millones de dólares para la NASA”, apuntó.

“Este presupuesto codifica la directiva de política espacial del presidente, que nos obliga a liderar una campaña de exploración innovadora y sostenible que conducirá el regreso de los seres humanos a la Luna para su exploración y uso a largo plazo, seguida de misiones humanas a Marte y otros destinos”, sostuvo.

PRESENCIA ESTRATÉGICA

El presupuesto de la NASA para 2019 propone realizar nuevas oportunidades en y alrededor de la Luna, por lo que Lightfoot indicó que comenzarán a construir infraestructura en el espacio para el desarrollo de la exploración a largo plazo del satélite natural, como base de una plataforma orbital lunar-puerta de enlace.

“Esto nos dará una presencia estratégica en la vecindad lunar que impulsará nuestra actividad con socios comerciales e internacionales y nos ayudará a explorar más a fondo la Luna y sus recursos y traducir esa experiencia hacia las misiones humanas a Marte”, subrayó.

Además de las misiones al planeta rojo, la actividad científica incluirá proyectos de superficie lunar, naves espaciales para estudiar el Sol y su influencia en la naturaleza misma del espacio.

Asimismo, los observatorios estudiarán otros sistemas solares, sus planetas y galaxias.

“El vuelo comercial supersónico, los sistemas de aviación no tripulados, las tecnologías hipersónicas avanzadas y la próxima generación de aviones son algunos de los enfoques críticos de este importante programa para nuestro país bajo este presupuesto”, anunció.

Empresas podrían reemplazar al gobierno

Bajo el presupuesto presentado por el gobierno del presidente Donald Trump, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) tendría que abandonar el proyecto de la Estación Espacial Internacional y sería reemplazada por corporaciones.

Según el plan, el financiamiento estadounidense de la estación cesaría para el 2025. A cambio el gobierno designaría 150 millones de dólares para el uso comercial.

Expertos en la exploración espacial reaccionaron con inquietud ante la noticia. El senador Bill Nelson, demócrata por Florida y ex astronauta, se manifestó en contra de “apagar las luces y abandonar el único puesto de avanzada que tenemos en el espacio”.

Las empresas privadas ya tienen participación en el proyecto. Una vez que se dejó de enviar a los transbordadores, la NASA tuvo que recurrir al sector privado para enviar suministros a la estación. SpaceX y Orbital ATK han estado realizando los envíos desde el 2012, y Sierra Nevada Corp comenzará haciendo lo mismo con unos minitransbordadores en unos años. AP

JJ/I