Grandeza a medias

(Foto: Imago7)

El Clausura 2018 es un torneo que ya escribió sus primeras historias, pero sólo algunas tienen tintes de felicidad en lo que se refiere al arranque de los cuatro clubes llamados grandes del futbol mexicano.

Mismos objetivos, distintos proyectos y satisfacciones a medias. El presente de estos equipos es contrastante tras el primer tercio del certamen, pues Pumas y América dominan la Liga MX como superlíder y sublíder respectivamente, mientras que Cruz Azul y Chivas casi tocan fondo alejados de los puestos de Liguilla.

Rebaño en crisis

La realidad rojiblanca es compleja, pues el técnico Matías Almeyda no puede levantar a su equipo después de coronarse en el Clausura 2017. Los tapatíos marchan en el sitio 16 de la tabla general con 4 puntos, panorama que dista mucho de los objetivos que se plantearon para este torneo.

En el Guadalajara cosechan un triunfo, un empate y cuatro derrotas. Algunos factores destacados que están mermando a los tapatíos se componen de bajas de juego individuales y colectivos, temas extra cancha como la marginación de Oswaldo Alanís, la contratación de refuerzos jóvenes que aún no pesan (Ronaldo Cisneros y Gael Sandoval), lesiones (Ángel Zaldívar) y la salida de un hombre clave: José Juan Vázquez.

Máquina descarrilada

La polémica gestión del español Paco Jémez es historia, pero su sucesor aún no le da suficiente protagonismo a Cruz Azul. El conjunto de Pedro Caixinha está ubicado en el peldaño 14 con 6 unidades que son producto de una victoria, tres igualadas y dos descalabros, pero más allá de los números, el futbol no le llena el ojo a sus aficionados.

En gran medida, lo anterior se debe al poco aporte de los refuerzos. Los nuevos rostros son Walter Montoya, José Madueña, Javier Salas y Carlos Fierro, quienes se sumaron a un plantel que en teoría ya cuenta con elementos de jerarquía como Enzo Roco, Rafael Baca, Jesús Corona y Felipe Mora.

El vuelo del águila

Tal parece que era cuestión de tiempo para que Miguel Herrera regresara al América a los primeros planos.

Con una base que lleva varios torneo junta, aunado a la contratación acertada de refuerzos como Henry Martín, Andrés Ibargüen y Jéremy Ménez, los azulcremas están en el segundo puesto con 12 puntos tras mantenerse invictos con tres triunfos y tres empates.

Vuelve la garra

Después de algunos torneos para el olvido, los Pumas volvieron a las bases. El timonel David Patiño, un hombre de casa e identificado con el club, asumió las riendas y conformó un plantel que tiene canteranos consolidados y extranjeros que marcan diferencia.

Con un sorprendente arranque de cuatro victorias y dos empates, los universitarios miran al resto de los 17 clubes para abajo presumiendo sus 14 unidades que los tienen en la cima. El equilibrio es el principal sello de la UNAM, ya que cuentan con una sólida defensa encabezada por el español Alejandro Arribas, una media cancha fuerte que lideran el chileno Marcelo Díaz y el mexicano David Cabrera, así como un ataque letal que conforman Matías Alustiza y Nicolás Castillo.

2 Clubes grandes se perfilan para la Liguilla y dos para la eliminación

5 Goles tiene Henry Martín, el mejor anotador de los 4 grandes

1 puesto en la general de los Pumas

16 lugar que ocupa el Rebaño Sagrado

JJ/I