Schleper ansía debut

NOVEDOSO. La atleta de 39 años se dice feliz de competir como tricolor. (Foto: Especial)

La primera participación mexicana en Juegos Olímpicos de Invierno tiene como protagonista a Sarah Schleper en esquí alpino, competencia que fue reprogramada para el jueves a causa del mal clima en Pyeongchang.

El escenario olímpico no es una novedad para ella, ya que en cuatro ocasiones representó a Estados Unidos en el deporte invernal, pero en Pyeongchang será la primera vez que defienda los colores de México, el país de la familia que ha forjado con su esposo y cuatro hijos.

A punto de cumplir 39 años, Sarah va por la historia: “Compito ahora por los mexicanos que están en Estados Unidos y por todo un país; tenía la ilusión de llevar la bandera, no fue posible, pero ahora espero que el país tenga una bandera histórica en un podio”, indicó la alpinista en entrevista con la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

Tras sus cuatro participaciones olímpicas por Estados Unidos, Sarah había decidido alejarse del deporte, fue madre y cuando logró su cambio de nacionalidad, el panorama cambió. No estuvo listo el trámite para 2014 en Sochi, pero sí para Pyeongchang.

“Quise competir por México, por el país de mi marido, que es un gran fanático de los deportes; quiero dejar un poco de la adrenalina que no había podido mostrar por estar en nuevos proyectos, por dejar parte de lo que también amo que es estar con mi familia”, expresó la nacida en Colorado.

Schleper reconoce que para las eliminatorias no contó con apoyos de fondos mexicanos, su presencia fue patrocinada por su propia familia.

Sarah, quien adoptó la nacionalidad mexicana al casarse con un empresario nacional (Federico Gaxiola), compitió por su natal país en Nagano 98, Salt Lake City 2002, Torino 2006 y Vancouver 2010 sin ganar medallas.

El esquí alpino comenzó a practicarse en los Alpes, de ahí que reciba este nombre. En las competiciones, el objetivo es realizar el descenso en el menor tiempo posible, siguiendo un trazado sinuoso marcado por unas balizas especiales llamadas puertas. Es una de las pruebas que alcanza una gran velocidad de hasta de 40 kilómetros por hora.

Al fin arrancan competencias

Tras el viento atroz que obligó a posponer las dos primeras jornadas del programa, el esquí alpino comienza finalmente en los Juegos Olímpicos de Invierno, con la prueba combinada en la que participan el chileno Henrik von Appen y el boliviano Simon Breitfuss.

Los organizadores decidieron comenzar la actividad, aunque abreviaron el recorrido de las dos pruebas que conforman el combinado (descenso libre y eslalon), con el fin de evitar lo peor de las ráfagas de viento que han azotado el centro alpino de Jeongson durante los últimos días.

La largada del descenso libre se fijó en una zona más baja de la prevista, empleada normalmente como la salida del eslalon súper gigante. Ello acortará los recorridos en unos 20 segundos.

Y por lo tanto, el eslalon previsto para la tarde se realizará también en un trayecto menor, omitiendo unas 10 puertas. Ello busca condiciones justas para los competidores, algunos de los cuales son especialistas en eslalon y otros en descenso. AP

POCO ALCANCE

El mejor lugar de México en una prueba de Juegos Olímpicos invernales sucedió en Saint Moritz 1928, cuando el equipo de Bobsled de cinco ocupantes consiguió el décimo sitio.

CONÓCELA

Sara Schleper

  • 19 de febrero de 1979 Colorado, EU.
  • 1.63 metros
  • 61 kilos
  • Previo a los Olímpicos de Invierno, Sarah participó con la nacionalidad mexicana en Campeonato Mundial de Esquí Alpino en Vail Beaver Creek y la Copa del Mundo en Soelden, Austria
  • Ha representado a Estados Unidos en cuatro Juegos Olímpicos previos

JJ/I