Lemus ‘regala’ millones de pesos

En mayo de 2017 la Auditoría Superior del Estado reveló que en sus tres primeros meses de gobierno –de octubre a diciembre de 2015–, Jesús Pablo Lemus Navarro, alcalde de Zapopan, perdonó a los empresarios inmobiliarios mil 268 millones de pesos por concepto de pago de licencias y derechos correspondientes.

Hasta donde se sabe, Lemus Navarro no ha aclarado esta irregularidad por la que la ASEJ le impuso –luego de que no logró solventar las observaciones– un cargo por casi mil 300 millones de pesos.

En aquella ocasión la titular de la auditoría, María Teresa Arellano Padilla, en entrevista con Milenio Radio reveló las razones de esta sanción para el ex presidente de la Coparmex: “Por omisión en la recaudación, en la no aplicación de su Ley de Ingresos; es decir, en esta área (de obra pública en situación de fraccionamientos y acción urbanística) nosotros observamos el hecho de que se autorizaron acciones urbanísticas y no se cobraron las licencias, los derechos correspondientes. O sea, no es que se haya ejercido mal su presupuesto, sino que dejó de percibir lo que a los ayuntamientos les corresponde por estos conceptos”.

Ahora, en su edición del viernes 9 de este mes Reporte Índigo reveló que no obstante que los bancos en México registraron en 2017 ganancias históricas por 137 mil millones de pesos –de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores–, el gobierno de Lemus Navarro les canceló el pago de 17.6 millones de pesos por concepto del impuesto predial.

“Se trata en específico de 11 acuerdos de prescripción de adeudos en el impuesto predial que fueron emitidos por el tesorero municipal, Luis García Sotelo, en los años 2016 y 2017 a favor de bancos y una arrendadora que le debían a la hacienda zapopana 26.3 mdp por ese concepto”, anota el texto escrito por el reportero Luis Herrera, quien agrega:

“Al final, la deuda total de los banqueros hacia Zapopan por predial fue reducida en 67 por ciento, con lo cual se les eximió de pagar 17.6 mdp que no ingresarán a las arcas municipales, según el informe obtenido de ese Municipio a través del recurso de revisión 1411/2017”.

El texto destaca que el Banco Nacional de México es el que tenía la mayor deuda por un monto de 18.2 millones de pesos, de los cuales se le cancelaron 12.4 millones de pesos, o sea, 68 por ciento.

Esta información se da a conocer cuando la Secretaría de Hacienda se niega a dar su aval al gobierno de Lemus Navarro por la licitación de las luminarias que ganó la empresa Fortius Electromecánica por 4 mil 380 millones de pesos, debido a que el ayuntamiento “no siguió lo estipulado por la Ley de Disciplina Financiera de Entidades Federativas y los Municipios, la Ley de Asociaciones Público Privadas, el Reglamento del Registro Único de Financiamiento”, según publicó el diario Mural en su edición del miércoles pasado.

Se enmarca también en el conflicto que Jesús Pablo Lemus sostiene con el empresario Francisco Gerardo Padilla Aceves –por el tema de los espectaculares–, quien a través de un desplegado periodístico hace severas acusaciones en contra del alcalde a quien señala de ser socio de Fortius Electromecánica, desplegado que Lemus Navarro quiso evitar se publicara en el diario El Informador con la amenaza de que si lo hacía suspendería toda relación con esa casa editorial, según denunció el propio matutino en su edición de ayer.

Así, mientras Jesús Pablo “cacaraquea” a los cuatro vientos su apoyo a colonias populares como las Mesas, en el más discreto silencio su gobierno no cobra a empresarios y banqueros millonarios ingresos por concepto de impuestos, licencias y derechos.

Los planes de Jesús Pablo Lemus son reelegirse, decisión que sin duda los primeros en aplaudir son… ¡los desarrolladores inmobiliarios y los banqueros!

ES TODO, nos leeremos ENTRE SEMANA.

JJ/I