Once razones de los grandes

Jugador. El texto de Chivas cuenta con un prólogo de Ramón Morales, quien pese a no ser surgido de su cantera, es uno de los jugadores consentidos de la afición rojiblanca. (Foto: Imago 7)

En todo país, en el cual el futbol es más que un deporte y se considera una forma de vida, existen los preferidos por la afición. No son simplemente consentidos, sino que las conquistas en la cancha que se traducen en números fríos también tocan fibras sensibles para trasladarlos al nivel de la grandeza.

En España destacan el Real Madrid y el Barcelona, en Argentina el Boca Juniors, River Plate e Independiente, en Italia el Milán, Inter de Milán y Juventus, en Alemania el Bayer Munich y Borusia Dortmund, en Inglaterra el Manchester United, Arsenal, Totenham, y Liverpool.

Y México, con más de un siglo practicándose futbol no podía ser la excepción. A través de más de cien años han aparecido distintos clubes que se han ganado el corazón de los aficionados, y algunos que parecían enfilarse a la categoría de grandes se quedaron en el camino como Atlas, Necaxa y Atlante.

Finalmente en un periodo tan largo son cuatro los que han encontrado su lugar en la historia: Chivas, América, Cruz Azul y Pumas.

Por esta razón, la editorial Planeta decidió publicar, en ejemplares breves que no rebasan las 200 páginas, las historias de dichos clubes bajo el título de 11 razones para ser rojiblanco, azulcrema, celeste, y auriazul y el subtítulo Por amor a la camiseta.

En el libro que aborda al Guadalajara divide las once razones en puntos clave que marcaron el rumbo de su trayectoria, desde su origen en 1906 hasta los 12 títulos de Liga.

El texto cuenta con un prólogo de Ramón Morales, quien pese a no ser surgido de su cantera, es uno de los jugadores consentidos de la afición rojiblanca, luego de defender por diez años la camiseta del Rebaño y ser artífice del título del Torneo de Apertura 2006.

El viaje por la historia abarca desde la idea del belga Edgar Everaert de fundar un equipo de futbol inspirado en el concepto de que en su país las principales ciudades tenían un equipo de futbol que los representara y en su caso era el Brujas. Algunas de las razones “para ser rojiblanco” destacan episodios como la política nacionalista de Chivas, por ser el Campeonísimo, por su rivalidad con el América, por forjar ídolos como Jaime Tubo Gómez, Chava Reyes, Jamaicón Villegas, y otros más como Ramón Ramírez y Benjamín Galindo.

Otros motivos por los cuales un aficionado puede inclinar su apoyo a Chivas es porque en varios ciclos mundialistas han sido base del Tricolor, además de que en años recientes han exportado jugadores a Europa como Javier Hernández, Carlos Salcido, Carlos Vela, y Francisco Maza Rodríguez, entre otros.

América

El muchacho bueno

Con el prólogo de Raúl Rodrigo Lara, el volumen dedicado al club de Coapa menciona sus 11 razones para ser azulcrema. En el apartado de sus orígenes se relata su fundación el 12 de octubre de 1916, y su posterior compra de parte del magnate de la televisión Emilio Azcárraga Milmo para transformarlo en el villano de la película que habría de competirle al Rebaño considerado el muchacho bueno. Se habla de sus referentes como Zelada, Reinoso, Tena, Ortega, y Cuauhtémoc Blanco, y que gracias al América se clasificó al Mundial 2014 cuando el equipo fue base en el partido de repechaje contra Nueva Zelanda.

Cruz Azul

Con todo y derrotas

Desde 1997 Cruz Azul no ha vuelto a ganar un título de Liga, pero sus ocho campeonatos lo ubican entre los cuatro grandes. Más allá de en la actualidad sus diez subcampeonatos son motivo de burla, la historia celeste está enriquecida por episodios brillantes en la década de los años 70 y que se engrandece con figuras como El Gato Marín, Centavo Muciño, Kalimán Guzmán, Alberto Quintano, y después con el goleador Carlos Hermosillo. Una de sus derrotas más amargas, es en la Copa Libertadores ante Boca Juniors en 2001, pero queda registrado como el primer equipo mexicano en disputar una Final y quedarse muy cerca de la hazaña.

Pumas

Para los jóvenes

Es el equipo que no sólo representa a la Universidad Nacional Autónoma de México, sino a una gran parte del público juvenil del país identificado con jugadores surgidos de su cantera y que en el pasado se distinguieron por salir al extranjero como Hugo Sánchez, Luis Flores, Manuel Negrete, y Luis García, además de formar a otro ídolo que trascendió a nivel mundial como Jorge Campos. Con siete títulos de Liga, Pumas acumula una serie de capítulos que lo elevan a la categoría de grande por el diseño de su escudo, el grito de “¡Goya!”, por formar jugadores y técnicos (Bora Milutinovic, Mejía Barón, Ferretti), y aquel gol de Tuca al América que le dio su tercer campeonato.

FV/I