Rusia desestima encausamiento de EU

PRUEBAS. EU señaló que a partir de junio de 2016, los acusados ​​y sus co-conspiradores organizaron y coordinaron mítines políticos en Estados Unidos. (Foto: AP)

MÚNICH. Altos funcionarios de Rusia y Estados Unidos intercambiaron dardos ayer en Alemania luego de que la víspera el fiscal especial estadounidense anunciara un encausamiento extraordinario contra 13 rusos acusados de complotar para interferir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

H.R. McMaster, el asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, dijo durante la Conferencia de Seguridad de Múnich que las acusaciones federales muestran que Estados Unidos se estaba volviendo "cada vez más hábil en rastrear los orígenes de este espionaje y subversión".

"Como se puede ver con la acusación del FBI, las pruebas son ahora realmente incontrovertibles y están disponibles en el dominio público", dijo McMaster en respuesta a un delegado ruso en la conferencia.

Refiriéndose a la acusación contra los 13 rusos, McMaster declaró: "con el encausamiento del FBI, las pruebas son incontrovertibles ahora" de que hubo una interferencia rusa.

Minutos antes, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, desestimó el encausamiento extraordinario en ese mismo escenario, diciendo que era "sólo parloteo", según un intérprete.

Cuando se le preguntó sobre la acusación, Lavrov respondió: "No tengo respuesta. Pueden publicar cualquier cosa y vemos que esas acusaciones se multiplican, las declaraciones se multiplican", respondió.

El encausamiento federal presentado el viernes por el fiscal especial Robert Mueller, que señaló a 13 rusos de operar una enorme campaña oculta en las redes sociales para ayudar al republicano Donald Trump a vencer a su rival demócrata Hillary Clinton, representa las acusaciones más detalladas hasta la fecha de intromisión ilegal rusa durante la campaña que llevó a Trump hasta la Casa Blanca.

Lavrov argumentó que varios funcionarios estadounidenses, entre ellos el vicepresidente Mike Pence, han dicho que ningún país influyó en los resultados de las elecciones estadounidenses. "Hasta que no veamos los hechos, todo lo demás es sólo parloteo. Perdón por usar esta expresión", dijo Lavrov.

Trump se dice reivindicado

WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acogió con beneplácito la acusación presentada contra 13 nacionales rusos bajo cargos de interferir en las elecciones, por considerar que reivindicó su negativa de que haya habido una conspiración con su campaña presidencial.

“Rusia empezó su campaña contra las elecciones US en 2014, mucho antes que anunciara que buscaría la Presidencia. El resultado de la elección no fue impactado. La campaña de Trump no hizo nada malo. No colusión!”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

La vocera de la Casa Blanca Sarah Sanders reafirmó esa conclusión en un comunicado dado a conocer poco después, en el que indicó que el presidente fue informado sobre este anuncio del FBI, poco antes de partir a su club de Mar-a-Lago en Florida. Notimex

"Como se puede ver con la acusación del FBI, las pruebas son ahora realmente incontrovertibles y están disponibles en el dominio público"
H.R. McMaster, asesor de seguridad nacional

FV/I