“Tenemos que entregarnos completamente al alumnado”

FUNDADOR. Junto con otros 14 profesores, Juan Carlos Mora González fue uno de los docentes que comenzaron a dar clases en la Preparatoria 8, cuando no tenía ni siquiera la infraestructura básica. (Foto: Liliana Razo)

Contador público por elección y docente por vocación, Juan Carlos Mora González es uno de los profesores fundadores de la Preparatoria 8 de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

En 1981 comenzó su trayectoria en la UdeG como administrativo en la Preparatoria 7, sin embargo, al año de estar en esta institución, empezó a dar clases y desde esa fecha no ha parado de compartir sus conocimientos con cientos de jóvenes. Su trayectoria suma ya 37 años.

El docente relató a este medio que nunca imaginó ser parte del grupo fundador de la prepa 8, en donde ha permanecido 26 años ininterrumpidos.

Contó que cuando se inauguró el plantel, el 3 de marzo de 1992, se trasladó para impartir clases. En un principio funcionó en la modalidad de bachillerato unitario, en el que se asistía tres veces a la semana a la preparatoria y dos veces se iba a un centro tecnológico, donde se impartían materias de adiestramiento en diferentes especialidades.

“Luego nos tocó un bachillerato general, donde ya se eliminan los centros tecnológicos y las materias de adiestramiento. Y el vigente es el bachillerato con base en competencias. He vivido tres procesos diferentes en currícula educativa”, agregó.

Mora González siempre ha estado dispuesto a adaptarse a los cambios necesarios en las diferentes estructuras curriculares. “Uno lo enfoca de acuerdo con su asignatura. También ha sido diferente por las generaciones de alumnos,  te toca desde el estudiante ambicioso por aprender hasta el apático”.

NTR. ¿Qué le ha dejado dar clases en estos más de 30 años?

Juan Carlos Mora (JCM). Siempre aprendemos algo de los muchachos, de su forma de ser, de los nuevos programas. En este último programa ha sido más radical el cambio porque tenemos que enfocar las competencias del muchacho y aquí he aprendido el tipo de competencias, a detectar habilidades.

También tenemos que estar preparados y al día en las nuevas tecnologías. Tenemos que implementar clases o actividades en las redes sociales, en WhatsApp, que les llame la atención. Hemos hecho material con la aplicación de las nuevas tecnologías.

NTR. Entonces, ¿las nuevas tecnologías han sido un reto?

JCM. Sí, claro que sí, no ha sido sencillo. Con la nueva educación, pasamos a ser orientadores para que el muchacho desarrolle competencias. Pero es difícil porque el muchacho no trae esa cultura desde otros niveles.

NTR. ¿Cuáles son los momentos que atesora?

JCM. Es satisfactorio encontrarse alumnos de otras generaciones donde ya los ve uno formados como profesionistas y se desenvuelven bien. Eso es lo más bonito que le pasa a uno como docente.

NTR. ¿Cómo supo que su vocación era dar clases?

JCM. Empecé trabajando como administrativo, después de un año di clases en un grupo. Prácticamente no era mi vocación, me enfoqué y pues ahorita aquí continúo, tratando de enseñarles, compartiendo los conocimientos.

De la Prepa 7 nos enviaron para iniciar esta nueva preparatoria. Era una escuela nueva y nos vinimos cerca de 15 profesores.

Sí era una responsabilidad porque llegamos con carencias. Iniciamos con 10 grupos, cinco en matutino y cinco en vespertino; no teníamos tanta estructura. El edificio administrativo nos lo entregaron cerca de un año después, no había una barda perimetral de lado de Periférico, no teníamos cafetería, sala de maestros. Fue difícil al principio, pero estuvimos al frente hasta que fue creciendo la preparatoria.

Falta todavía a comparación de otras, pero nuestra prepa tiene 27 años y a pesar de eso seguimos preparando a los muchachos para que sean competitivos.

NTR. ¿Cuáles serían las claves para que un docente logre compartir sus conocimientos con sus alumnos?

JCM. Tenemos que ser de completa entrega para el alumnado, no ser egoístas y compartir los conocimientos, buscar la forma sencilla y generar interés, convencerlos de lo que les damos.

Es muy satisfactorio ese papel y también es mucha responsabilidad. No es sencillo. Si no enseñamos bien a nuestros jóvenes, pues también ellos no van a estar preparados para su vida y profesión.

No nada más es llegar, pararse y decir frente al pizarrón: “dos por dos es cuatro”, sino tratar de prepararlos bien porque si no, no logramos nuestro objetivo.

A DETALLE

  • Trayectoria de 37 años como docente en la UdeG
  • Actualmente da clases de física en primero y segundo semestre de preparatoria
  • Licenciado en Contaduría Pública
  • Posgrado en Auditoría por la UdeG
  • Ejerce como contador en un despacho

_____

“Es satisfactorio encontrarse alumnos de otras generaciones donde ya los ve uno formados como profesionistas y se desenvuelven bien. Eso es lo más bonito que le pasa a uno como docente”
Juan Carlos Mora, profesor de física en la Prepa 8

JJ/I