El nuevo modelo educativo

Estamos a 90 días de terminar el ciclo escolar y los maestros deberíamos estar preparados para lo que se avecina.

En el siguiente ciclo, los alumnos deben desarrollar competencias y ser el centro del aprendizaje. Los maestros nos convertiremos en los impulsores del autoaprendizaje, logrando que los alumnos se apropien por experimentación, investigación, proyectos y trabajo colaborativo del conocimiento, habilidades, destrezas, actitudes y valores que requerirán.

El maestro generará un acompañamiento para que el alumno desarrolle control socioemocional, con una currícula distinta y una diferente distribución de la carga horaria. Se intensificará la enseñanza del inglés, los materiales didácticos cambiarán y se requerirán más maestros que puedan lograr que sus alumnos enfrenten certificaciones internacionales.

La propuesta académica estará orientada para integrarse a un modelo educativo digital. Además de adecuaciones en las aulas con internet de alta velocidad y gadgets, se requerirán plataformas y material virtual con una capacitación a los docentes, que deben ser expertos en el uso de la tecnología en informática y comunicación, dominar la programación además de otras destrezas como la robótica, el diseño digital y la impresión 3D.

La evaluación, desde luego, debe cambiar, pues la memoria será lo menos importante y por lo tanto las pruebas y exámenes habrán quedado disminuidos para lograr una evaluación formativa integral.

Un cambio de tal magnitud requiere lograr que los maestros acepten, comprendan y se apropien del nuevo planteamiento del proyecto educativo.

El nuevo modelo educativo pretende contribuir a formar ciudadanos libres, responsables e informados para vivir en plenitud en el siglo 21. Para ello, ha desarrollado tres campos de formación académica alrededor del lenguaje y la comunicación, del pensamiento matemático y la exploración y comprensión del mundo natural y social.

Las editoriales se han preparado para ofrecer un excelente material para el próximo ciclo escolar; especialmente Santillana, Norma y Richmond. La pregunta sigue siendo: ¿estamos preparados para la implementación en el aula?

Falta mucha información que aterrice en directivos y maestros, falta inversión en capacitación e inducción a sólo 100 días del cambio tan anunciado.

Esperemos que la Secretaría de Educación esté preparada para entonces y los maestros dispuestos a enfrentar la reforma educativa en su etapa más importante: el aula.

juliocesarsaucedo@icloud.com

@Saucedodlallata

JJ/I