Arte con fin altruista

Exhibición. Niños del CRIT mostraron sus obras terminadas por ellos mismos; un total de 40 cuadros de lucidores colores, técnicas y temáticas fueron los que enmarcaron la ceremonia de presentación. (Foto: Alfonso Hernández)

Por segundo año consecutivo, el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) de Occidente presentó el programa Amarte, una iniciativa conjunta entre este centro físico-terapéutico y la cadena de restaurantes Santo Coyote, sumándose artistas plásticos tapatíos que buscan un objetivo final: promover la inclusión de los niños con algún tipo de discapacidad en el arte plástico.

Teniendo como sede las instalaciones del CRIT Occidente, un total de 40 artistas se dieron cita para ser parte de la presentación de este programa en su edición 2018. Igual número de niños de este centro acudieron a mostrar sus obras terminadas por ellos mismos; un total de 40 cuadros de lucidores colores, técnicas y temáticas fueron los que enmarcaron la ceremonia de presentación, todas estas piezas, producto del taller de pintura que los pequeños llevan como parte de su rehabilitación.

A través de Amarte, las 40 obras serán intervenidas por estos artistas, a fin de darle un plus extra a los lienzos e imprimir a manera de fusión, la visión del niño y la sensibilidad de artistas tapatíos, cuya obra es conocida nacional e internacionalmente. La finalidad de este año es montar una exposición en el Museo de las Artes (Musa), misma que se tiene contemplada del 27 de abril al 13 de mayo.

Adicional a esto, este año se realizará una subasta de las piezas, programada para el 18 de abril, de cuya venta se espera recaudar fondos para los gastos de rehabilitación de los niños que día a día acuden a recibir sus terapias para coadyuvar en su evolución, tanta física como emocional y psicológicamente.

Además de presentar la segunda edición de Amarte, ayer se sortearon las obras de los pequeños entre los artistas, a fin de que cada autor, reciba y se encargue de intervenir una obra, con un lapso de un mes para ejercer el trabajo y presentar las obras terminadas para su exhibición en el Musa.

 

Motivadora intervención

Emotivo fue el resultado de este primer encuentro entre los niños del CRIT, creadores iniciales de las obras, y los artistas. Ejemplo de ello es Enrique Servín, pintor que se sumó a este proyecto desde su primera edición, y quien asume el reto como una manera de aportar con su arte a los niños de este centro. “Para mí como artista es sumamente importante seguirme sumando a proyectos incluyentes. Esto es una muestra para que el niño sepa que puede ser parte activa de esta sociedad, tanto a nivel cultural como artístico”.

Servín afirma que el reto es grande, pues el inicio es saber leer el cuadro, darle la interpretación que el niño imprimió y seguir por esa línea, pero ahora con un toque de experto.

Objetivo

La finalidad de este año es montar una exposición en el Musa del 22 de marzo al 13 de abril

Venta

Habrá una subasta de las piezas, programada para el 18 de abril, para recaudar fondos y apoyar la rehabilitación de los niños del CRIT

FV/I