El porte francés está de regreso

(Foto: Especial)

Este domingo en punto de las 16:30 horas, la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara volverá a presenciar la actuación de la máxima figura del toreo francés e ícono de la torería internacional, el matador galo Sebastián Castella, quien viene a cumplir con la tercera corrida de la Feria de Aniversario del coso de la colonia Monumental.

El diestro francés de uno de los toreros de esa tierra que más ha sobresalido en los último años, y a decir del propio Castella, la Nuevo Progreso es una plaza de suma importancia, indispensable en la campaña mexicana de cualquier torero y donde ha visto tardes de gloria.

Además, en Guadalajara ha estado presente en el nutrido proceso de su formación como torero, desde su etapa de novillero hasta convertirse en la figura que es hoy en día.

En una entrevista para la Nuevo Progreso, Sebastián comparte su muy poco conocido concepto particular del toreo, y habla un poco sobre su vida taurina, algo que poco suele hacer el coleta galo, debido al hermetismo y distancia que suele tomar previo a sus actuaciones e interacción con la prensa.

 “Para mí el toreo es un conjunto conformado entre el enfrentamiento y el acoplamiento de dos seres: un animal y un ser humano. Yo me pongo delante del toro y hago el esfuerzo máximo como hay que hacerlo, y dar si hace falta más que lo debido” comparte el diestro europeo.

Hermético en su personalidad, el diestro explica que previo y durante sus compromisos en plazas de todo el mundo, busca siempre estar solo.

“Necesito muchísimo mi soledad, porque me conozco; necesito evadirme, pasar miedo conmigo mismo, es algo que tengo siempre delante pero tengo que poderle”.

A su paso exitoso en su carrera taurina, el matador hizo una breve remembranza desde el inicio de su carrera.

“Desde niño quería ser torero, después figura del toreo; gracias a Dios lo he conseguido y ahora hay que mantenerse, pero quiero marcar algo en el toreo, he conseguido mucho, pero me faltan todavía sueños por cumplir”.

Aludiendo a la importancia que tiene Guadalajara como una plaza de primera categoría, el francés asume la responsabilidad de los toreros.

“Hay que darle al importancia para que el público sepa que sí podemos perder la vida”.

Castella encabeza el elenco de mañana, en el que comparte la tarde con el matador queretano Octavio García El Payo, y el triunfador de Madrid, el español Ginés Marín, con seis toros de la ganadería de La Estancia.

“Desde niño quería ser torero, después figura del toreo; gracias a Dios lo he conseguido y ahora hay que mantenerse, pero quiero marcar algo en el toreo”
Sebastián Castella, matador

FV/I