Qué mala pata

(Foto: Imago7)
A los Zorros les llueve sobre mojado. Cuando parecía que Atlas rescataba al menos un empate, Monterrey aprovechó las expulsiones de Milton Caraglio y Rafael Márquez para ganar 0-1 en el choque inaugural de la Jornada 9 del Clausura 2018.

La noche en el Estadio Jalisco tenía reservado un partido trepidante que tuvo de todo y en el que las emociones estuvieron a flor de piel, pero el capitán de Atlas cometió un par de penales que sentenciaron el duelo al hacerse efectivo el segundo de ellos.

En la cancha, Rojinegros, Rayados y el arbitraje fueron los grandes protagonistas en un primer tiempo en el que de milagro no hubo goles, luego de que se generó peligro en ambas porterías, un penal y un expulsado.

Con la presión del mal momento por el que atraviesan los tapatíos, la consigna era hacer valer la localía ante un poderoso adversario que en la Liguilla del torneo anterior se encargó de enterrar las ilusiones rojinegras. Precisamente el ataque de los regios comenzó a conectarse, pero un certero Miguel Fraga cerró el arco, sobre todo a los minutos 4 y 12 cuando achicó de manera correcta en un par de manos a manos de Rogelio Funes Mori. Después del agobio, Atlas se hizo del balón y equilibró el duelo.

La cabaña defendida por Hugo González estuvo cerca de ser vulnerada con un potente disparo de Milton Caraglio que el guardameta desvió a una mano, así como otro zurdazo de Daniel Arreola que talló la base del poste izquierdo de la Pandilla. Además, el grito de gol se contuvo en las tribunas del coloso de la Calzada Independencia cuando el mismo ariete argentino del Atlas se elevó a segundo poste para picar el esférico con un remate de cabeza que atajó González en la línea.

Pero al 35’ cambió el trámite del partido porque el silbante Adonaí Escobedo expulsó a Milton Caraglio (doble tarjeta amarilla) tras una serie de fuertes reclamos. Ya con un hombre menos en la cancha, el panorama se volvió negro para los locales cuando se marcó un penal a favor de Monterrey al 45’ tras un manotazo de Rafael Márquez en el rostro de Jonathan González, pero las caras largas en el Jalisco inmediatamente cambiaron porque Stefan Medina voló el balón tras su ejecución desde los once pasos.

Con un hombre menos y mucho tiempo por delante, pero aún con el 0-0 en el marcador, Rubén Omar Romano optó por cerrar espacios para no verse superado. Con dos líneas de cuatro y únicamente Ángelo Henríquez en punta, Atlas inició el complemento, lo que provocó que Monterrey tuviera mayor posesión de la pelota pero menos profundidad ofensiva.

Después, Patrick Soko y Juan Pablo Vigón ingresaron al terreno de juego de manera intrascendente, pues El Káiser facilitó la victoria de Rayados al cometer su segundo penal de la noche tras pisarle el tobillo a Avilés Hurtado al 85’, acción que además le costó la tarjeta roja al capitán del Atlas. Ahora sí, desde el manchón blanco del área, Nicolás Sánchez movió las redes para el 0-1 definitivo que hunde más al Atlas en el fondo de la tabla general y en su lucha por la permanencia.

FV/I