Alcaldías: las cartas de Morena

El 28 de febrero, cuando a través de un video difundido en redes sociales el candidato de Morena a la gubernatura, Carlos Lomelí Bañuelos, presentó a la ex priísta Claudia Delgadillo González como la nueva adquisición de su partido, la hasta minutos antes de la presentación de ese día coordinadora de campaña de José Antonio Meade en Jalisco, expresó:

“Saben que el lugar en donde esté y la trinchera, ésa será su oficina, pero, además, hay gran proyecto y en ese vamos a trabajar”.

En este sentido, el 28 de marzo la Comisión Nacional de Elecciones del partido Movimiento Regeneración Nacional publicó el “dictamen sobre el proceso interno de selección de candidatos/as para presidentes municipales del Estado de Jalisco para el proceso electoral 2017-2018”. Y en este dictamen aparecen como candidatos(as) seleccionados, entre otros, los siguientes:

Guadalajara: Claudia Delgadillo González (ex PRI)

Zapopan: Hiram Torres Salcedo (ex MC).

Tlaquepaque: Alberto Maldonado Chavarín (ex PRI)

Tlajomulco: Miguel Ángel León Corrales (ex PRD)

Zapotlanejo: Alfredo Camarena Pérez

El Salto: Gabriel Pérez Pérez

Juanacatlán: Flor Cecilia Torres Rocha

Puerto Vallarta: Laurel Carrillo Ventura

Chapala: Gerardo Degollado González (ex PRI)

Zapotlán el Grande: Alejandro Barragán Sánchez

Lagos de Moreno: Luis Gerardo Sánchez Sánchez

Tequila: José Miguel Marín Sánchez

En total fueron 74 candidatos aprobados para igual número de municipios, subrayando que Tonalá fue el único de la zona metropolitana donde no se definió al abanderado.

Pero el caso de Claudia Delgadillo destaca no sólo por la responsabilidad que tenía en el PRI en el momento de pasarse a los brazos del lopezobradorismo y por su trayectoria dentro del Revolucionario Institucional, más la cercanía con el titular del Ejecutivo estatal, sino porque en Morena es incluida como candidata sin haberse registrado en el plazo que el propio partido dio para los aspirantes, que fue del 29 al 31 de enero, días en que aún era priísta y realizaba talacha para Meade Kuribreña.

Obviamente, ha sido en Guadalajara donde la disidencia de Morena ha levantado la voz en contra de la imposición de la ex priísta a la que le dan la bienvenida al partido, pero reprochan que sin una labor dentro del partido ni militancia previa sea convertida en la candidata a la presidencia municipal de la capital.

Pero Morena se vacunó en su dictamen contra este tipo de manifestaciones, al advertir lo siguiente en dicho documento: “Los procesos de selección no son para satisfacer propósitos de todas las personas que participan en ellos, por legítimos que sean éstos, sino para fortalecer a todo el partido político”.

Y también establece lo siguiente para los no seleccionados: “Los compañeros y compañeras que no fueron aprobados obedece fundamentalmente a que no han consolidado un trabajo político suficiente que les permita gozar de aceptación generalizada entre los ciudadanos del municipio correspondiente, situación que evidentemente no contribuye a la estrategia político electoral de Morena…”. ¿Así o más claro?

¿Qué sucederá con la candidatura de Claudia Delgadillo como abanderada de Morena a la alcaldía de Guadalajara? Se asegura que en el PRI impugnarán su postulación porque participó en el proceso interno para la elección del candidato priísta y la ley prohíbe que quien contendió por una candidatura en un partido sea candidato por otro en el mismo proceso electoral.

¿Impugnará el PRI? ¿Prohibirán a Claudia Delgadillo ser candidata? ¿Procederá su postulación y registro o será vetada para contender en este proceso? Todo puede pasar, pero sin duda la inclusión de Delgadillo González como candidata a la alcaldía de Guadalajara pondrá esta contienda al rojo vivo. Al tiempo.

ES TODO, nos leeremos ENTRE SEMANA.

FV/I