Simón, una historia de amor

Temática. La película aborda los conflictos gays con un filtro más light que Llámame por tu nombre y Moonlight, las ganadoras de Oscar a Mejor Guion Original 2018 y Mejor Película 2017. (Foto: Especial)

Todos merecen una gran historia de amor, aunque no siempre resulte como la planearon de adolescentes, abrazando la almohada e imaginando situaciones, muchas veces inverosímiles.

Y Simón Spier no es la excepción. Este apuesto joven es como una incógnita entre sus amigos, tiene unos padres altamente tolerantes y varias mujeres lo rodean, buscando un lugar en su corazón, pero Simón tiene claro que su camino sexual no es el de su padre, ni el de su abuelo ni el de su amigo más cercano.

A Simón le gustan los chicos y en los 110 minutos de la cinta Yo soy Simón, que llega a México este viernes, el público observará cómo el resto del mundo se entera de su preferencia sexual.

Basada en la novela de Becky Albertalli Simon vs the homo sapien agenda, la cinta es estelarizada por Nick Robinson y los roles de sus padres están a cargo de Jennifer Garner y Josh Duhamel.

El director, Greg Berlanti no es nuevo en el género de las comedias románticas, dirigió El club de los corazones rotos y Bajo el mismo techo y fue escritor de series icónicas como Dawson's Creek y Everwood. Los productores también estuvieron a cargo de Bajo la misma estrella".

El productor Pouya Shahbazian fue el primero en sumarse al proyecto.

“El representante literario de Becky Albertalli me llamó cuando le vendió el libro a Harper Collins. Lo leí y me encantó, por lo que me involucré en el proyecto desde una etapa muy temprana”, explicó.

“Creo que siempre estamos buscando historias con las que nos podamos identificar”, agregó Marty Bowen, de la compañía Temple Hill. “Incluso como adultos, estás buscando cosas que te recuerden de tu experiencia en la preparatoria y que se sientan auténticas y familiares. Y el viaje de ver cómo alguien cae en cuenta de que necesita ser él mismo al admitir su sexualidad, es una cosa bastante universal en la actualidad”.

Y la manera en cómo esto fue abordado en el libro es la forma en la que lo abordaron en la película, así como se retrata el primer beso o como los retos de pedirle a la chica que te gusta que salga contigo.

“En esencia, tratamos el salir del clóset como una decisión normal, cotidiana, de preparatoria, que es lo que representa para mucha gente”.

Conversaciones con Temple Hill, incluyendo con uno de los productores de la película, Isaac Klausner, tranquilizaron a Albertalli de que su querido libro estaba con el equipo correcto para guiarlo a la pantalla grande.

“Mis primeras conversaciones con ellos me convencieron de que habían entendido a estos personajes y la historia que están intentando contar”, confirmó Albertalli.

Yo soy Simón es un caso particular en Hollywood. Se trata de la primera cinta sobre un joven homosexual producida por un gran estudio, en esta ocasión Fox, y contra los pronósticos, los resultados de taquilla y crítica en Estados Unidos fueron sorprendentes. Recaudó 36.8 millones de dólares en su primer fin de semana. Es decir, el doble de lo que costó.

La película aborda los conflictos gays con un filtro más light que Llámame por tu nombre y Moonlight, las ganadoras del Oscar a Mejor Guion Original 2018 y Mejor Película 2017, respectivamente. En ambas, el desarraigo, la desorientación y las barreras de las convenciones sociales eran el motor del conflicto.

En Yo soy Simón, por el contrario, la dinámica se mueve al ritmo de diálogos ágiles, humor y la inocultable influencia de las comedias adolescentes de John Hughes.

La película, en palabras del crítico de The New York Times, Glenn Kenny, tiene “una resonancia emocional sorprendente, a pesar de su imparable brillo”.

“Esta historia no ha sido contada antes, de esta manera”, aseguró Nick Robinson.

“Esta película tiene el potencial de alcanzar una gran cantidad de gente y ayudarla de una forma que no se ha hecho antes. En su esencia, es una historia de alcanzar la adultez que se desarrolla en una preparatoria. Siento que ya se habían tardado en contar una historia así, y quería ser parte del equipo que iba a ayudar a contarla”.

El director y el productor estaban fascinados de que Nick Robinson se uniera al reparto en el papel de Simón.

“Nick es un actor joven, brillante que tiene un futuro tremendo por delante. Tiene una gran presencia en pantalla. Logra capturar todos los matices. Y, al igual que Simon, Nick es un poco introvertido, e interpreta el papel de una manera hermosa. Creo que es un personaje perdurable y Nick Robinson le ha hecho una justicia increíble”.

“La película es acerca de la familia y el amor. Pero también es acerca de los secretos”, comentó Jennifer Garner. “Es acerca de dejarlos salir, de ser quién eres y de tener el valor de defenderte y decir lo que necesites decir. Y la película lidia con estos temas y la cuestión de ser tú mismo de una manera divertida y refrescante. No hay lugar a duda que la película tiene algo de diversión y no todo es drama”.

Uno de los principales temas de Yo soy Simón es vivir tu verdad, aprender a ser tú mismo y aceptarte cómo eres.

Como Greg Berlanti lo explica: “Nunca es demasiado temprano para ser quién eres. Hay muchos chicos allá afuera que no revelan su orientación sexual en la preparatoria, mientras que Simón es exhibido, jalado a esto, pero aprende a aceptar quién es y vivir con su propia verdad y ser él mismo”.

La película alienta a la audiencia a ser valerosa y fiel a sí misma.

____________

“Espero que la gente que vea la película y la gente que lea el libro se sienta empoderada a hacerse dueña de su ser verdadero”
Becky Albertalli, escritora

Música

El soundtrack fue producido por Jack Antonoff, de la banda Bleachers, quien ha escrito y producido canciones para Lorde y Tegan and Sara, entre otros

JJ/I