Salvan a ciudad de tsunami

DESTREZA. La misión duro Alrededor de dos horas, donde padres y maestros apoyaron con las mejores vibras a los alumnos. (Foto: Especial)

Tras una semana de preparación con conferencias y prácticas, ayer culminó la tercera edición del desafío lógico matemático R2T2: Operation Richter, donde participaron 24 niños de primaria del Centro Educativo para Altas Capacidades (CEPAC) y el Liceo Francés; además de dos equipos de Francia e Isla Martinica.

Resguardar un hospital, planta eléctrica y desalinizadora de una ciudad inteligente de 2047, antes de ser impactada por un tsunami, fue el reto que tuvieron que resolver los cuatro equipos mexicanos, en conjunto con los otros dos países en una transmisión a distancia.

Jorge Sanabria, responsable del Programa de Innovación de UDGVirtual, y quien encabezan el proyecto, subrayó que este tipo de eventos conjuntan el trabajo en equipo: “anteriormente, los niños resolvieron una catástrofe lunar y un American Caribe. A pesar de que hay robots aquí, estos se encuentran en Suiza, pero gracias a la programación ellos pueden resolver el caso”.

Computadoras, un cañón, cuatro robots, habilidades cognitivas y de comunicación, y una simulación de la pista al centro del salón, fueron las herramientas de los niños, quienes con la guía de alumnos del mismo CEPAC, el Colegio Franco Mexicano y ex participantes del desafío, resolvieron la misión.

“Cada niño tiene una función, ya sea de programadores, observadores, los que dan las indicaciones y los que las reciben en francés, para pasarlas al resto de su equipo de manera efectiva, resolver el programa y acabarlo. El reto finaliza hasta que todos los robots llegan a un mismo punto”, dijo Flavio Pérez, coordinador estatal del programa STEM y CEPAC en Jalisco.

Entre los capacitadores se tuvo a Diego Preciado, ganador de la medalla de bronce en el RoboRave Ibérica, y quien inauguró el Robomath Challenge en el marco del Talent Land.

Según señaló Flavio, la selección de los niños se tuvo por invitación al centro, donde después se hizo un diagnóstico de las habilidades comunicativas para tomar a los doce participantes.

Finalmente, Luis Alvirez, patrocinador de ATI Tecnología, mencionó que durante los tres años que tienen de participación se han preocupado por las tecnologías educativas y señaló sentirse sorprendido al ver que cada edición disminuye la edad de los niños participantes.

La misión duro Alrededor de dos horas, donde padres y maestros apoyaron con las mejores vibras a los alumnos.

“El reto finaliza hasta que todos los robots llegan a un mismo punto”
Flavio Pérez, coordinador de STEM y CEPAC

FV/I