Reto: alfabetizar el uso de redes sociales

UNIVERSIDAD. El ITESO fue sede de la charla con la periodista. (Foto: Alfonso Hernández)

Alfabetización en el uso de redes sociales, educación financiera y digital, son materias que deberían incluirse desde la educación básica, apuntó Rossana Fuentes, periodista con más de dos décadas de experiencia en las áreas de economía, tecnología y política.

Durante conferencia con estudiantes del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), abundó sobre el rol de políticos y los medios de comunicación en este proceso electoral donde las redes sociales han permeado en mayor medida respecto a anteriores periodos.

De los medios de comunicación comentó que cada uno debería tener su propio verificado, en alusión a la conglomeración de medios de comunicación que recientemente hicieron equipo a fin de evidenciar las fake news.

“El verificado debería estar adentro, no afuera. Por la naturaleza misma del periodismo, debería ser la norma el sustento firme de la información que se publica”, recalcó.

Aunque existen algunos sitios, perfiles, páginas web, fan pages o cuentas que se dedican a propagar información falsa, si la población estuviera más educada para aplicar filtros con mayor rigor y si los medios fortalecieran el sustento de sus trabajos, sería menos probable la multiplicación de noticias falsas, refirió.

Aunque pudiera parecer contradictorio, algunos medios digitales han optado por ser más cautelosos, incluso que los impresos, para corroborar la veracidad de la información. Publicar rápido no es sinónimo de ser mejores. La calidad, verificación y contraste debe ser la regla en el periodismo, anotó quien fue la primera jefa de información en periódico El Financiero.

Por otra parte, lamentó que en estos tiempos se hubiera retomado la post verdad, que es la no credibilidad de los datos científicos. Eso es parte del "pensamiento religioso y mágico", lo que "había quedado superado".

Cada quien tiene derecho a tener y expresar su opinión, pero los datos duros, los números no son discutibles ni sujetos de interpretación, consideró.

En cuanto a la relación entre ciudadanos y políticos en redes sociales, señaló que la dinámica de interacción "ha democratizado el insulto". Antes, los reclamos a representantes populares o servidores públicos llegaban a su destinatario sólo a través de alguien que tuviera acceso a los medios de comunicación. Facebook y Twitter se han tomado por la población como espacios para brincar la burocracia o intermediarios en sus mensajes, teniendo en algunos casos pronta respuesta.

FV/I