Emiten diagnóstico de las cárceles de Jalisco

AGLOMERADOS. El hacinamiento es una constante en la Comisaría de Sentenciados de Puente Grande. (Foto: Grisel Pajarito)

Falta de higiene, carencias o privación en la alimentación, autogobierno y falta de mantenimiento son algunas de las irregularidades detectadas por el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT) en instituciones jaliscienses donde viven personas privadas de la libertad, especialmente en las cárceles.

El MNPT publicó recientemente (el 27 de marzo) el informe de supervisión 4/2018 –dirigido al gobernador Aristóteles Sandoval Díaz; al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Raúl Sánchez Jiménez; a la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) y al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Jalisco– a fin de “valorar las medidas para prevenir cualquier acto de autoridad que vulnere la integridad de las personas privadas de la libertad”.

El informe detalla que se supervisó a las agencias del Ministerio Público, los centros de readaptación social (Ceresos), centros para adolescentes, hospitales psiquiátricos e instituciones privadas de asistencia social.

Para emitir un diagnóstico, el MNPT toma en cuenta cinco rubros: el derecho a recibir un trato digno y humano; a la legalidad y a la seguridad jurídica; a la protección de la salud; a la integridad personal, y a los derechos humanos de grupos en situación de vulnerabilidad.

En el primer punto, se constató que existen situaciones de riesgo, como inadecuadas condiciones en las instalaciones e insalubridad.

Se resalta que, por ejemplo, en la Unidad de Investigación de Homicidios Dolosos de la FGE, las celdas no tienen colchonetas, ventilación o luz interior, mientras que en la agencia de detenidos de Lagos de Moreno no tienen servicio sanitario.

En tanto, en la Comisaría de Reinserción Social Femenil hay carencia de ventilación e iluminación, instalaciones eléctricas expuestas, locutorios sin mantenimiento y presencia de cucarachas.

En general, la falta de mantenimiento y de higiene son la constante en las observaciones del MNPT.

A la par de estas deficiencias, se señala que la sobrepoblación y el hacinamiento aquejan al Reclusorio Femenil, la Comisaría de Sentenciados y a la Comisaría Preventiva de Puente Grande, y al Centro de Justicia Regional de Lagos de Moreno.

Respecto al rubro de derecho a la legalidad y a la seguridad jurídica, se informa que hay situaciones de autogobierno a raíz de prácticas de extorsión y tráfico de sustancias prohibidas. Además, se constató que existen privilegios y tratos especiales para algunos internos de cárceles.

En el Reclusorio Femenil de Puente Grande, por ejemplo, las internas refirieron la existencia de cobros de las autoridades para permitir el ingreso de ropa y zapatos de marca, mientras que en las comisarías de Sentenciados y de Prisión Preventiva de este mismo complejo penitenciario los internos confirmaron el cobro de protección y uso de electrodomésticos como planchas y televisiones.

Las autoridades señaladas tienen un plazo de 30 días naturales para dialogar con el MNPT tras la emisión de este informe.

¿Qué analiza?

El informe del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura revisa las condiciones de agencias del Ministerio Público, centros de readaptación social, centros para adolescentes, hospitales psiquiátricos e instituciones privadas de asistencia social

JJ/I