A un año, emiten balance de Labase

OPCIONES. En este laboratorio se ofrecen diversos cursos, entre ellos uno de capacitación en electricidad a menores. (Foto: Especial)

A poco más de un año que el Laboratorio de Arquitectura Social Estratégica (Labase) de Tlajomulco arrancara operaciones, Omar Cervantes, coordinador de Participación Ciudadana y Construcción de Comunidad, hizo un balance positivo del proyecto.

A finales de marzo de 2017 lo que era una planta de tratamiento de aguas residuales abandonada fue renovada para albergar el laboratorio, que, a decir del gobierno municipal se convertiría en “un espacio de carácter urbano-social en dónde la investigación y la práctica se articularán para facilitar la construcción de comunidad y el desarrollo de la ciudad, a partir de la regeneración del espacio público y la construcción de dinámicas sociales de participación ciudadana”.

Aunque con retos pendientes respecto a su alcance, Cervantes consideró que los habitantes del clúster 21 de Hacienda Santa Fe, donde se ubica el espacio, se han apropiado de él.

“De ser un espacio que era un caldo de cultivo para la delincuencia, la convertimos entre todos en un lugar útil (…) Los niños del clúster 21 le han tomado mucho cariño a Labase, se han llevado a cabo desde visitas a museos, talleres de pintura, de fotografía, donde los niños exhibieron su obra; las señoras se empezaron a involucrar en talleres de danza y de nutrición; con unos vecinos echamos a andar un taller de herrería y uno de carpintería, a partir del cual todas las bancas públicas que hay el clúster 21 están hechas en Labase”, expuso.

Durante su año en funciones, expuso, se ha atendido “más o menos a 0.5 por ciento de los habitantes del clúster 21”, lo que representa entre 900 y mil personas.

Uno de los objetivos planteados en su inicio es que desde el laboratorio se generen proyectos urbanos que sean sometidos al ejercicio de Presupuesto Participativo. A decir de Cervantes, este año se pondrá a consideración de los habitantes del municipio la renovación del parque aledaño a Labase.  

Aunque los planes originales pretendían que el espacio se replicara, esta posibilidad no parece factible en lo que resta de la administración; no obstante, Cervantes consideró que serán los mismos habitantes de Tlajomulco quienes orillen a las futuras autoridades municipales a que se expanda el proyecto.

__________
FRASE

“De ser un espacio que era un caldo de cultivo para la delincuencia, la convertimos entre todos en un lugar útil”
Omar Cervantes, coordinador de Participación Ciudadana

JJ/I