Inevitable levedad

Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte
Platón

Las campañas políticas siguen igual: responden a lo esperado y ya no levantan, como que se van cumpliendo los pronósticos de los sesudos analistas que señalaron que El Peje tiene su tercio de siempre y el Frente podría alcanzar otra tercera parte. En dónde parecen errar las predicciones es en el desempeño del PRI y sus aliados y de la independiente Margarita Zavala.

A los primeros parecen pesarles más de lo previsto las metidas de pata del priísmo y del gobierno federal emanado de sus filas. Su candidato José Antonio Meade, si bien se considera que sería un buen gobernante, carga sobre sus hombros con las culpas del tricolor que, por lo que se ve, pesan más en el ánimo de la ciudadanía de lo estimado por los expertos, por lo que sin importar qué haga, nomás no levanta.

Por su parte, la candidata independiente Margarita Zavala ha rebasado todas las expectativas y ha logrado sumar una cantidad de puntos que nadie en su sano juicio le hubiera atribuido en tan poco tiempo. Ha surgido incluso un movimiento en redes sociales que impulsa una petición a Zavala para que renuncie y sume sus fuerzas a las de Anaya, quien pasó en primer lugar por encima de las aspiraciones de Margarita usando la aplanadora de la dirigencia panista, para dejarla fuera de la contienda, y la orilló a irse por la vía independiente.

Dimes y diretes

Es importante abordar el tema de los aspirantes independientes a la Presidencia de la República. En los tres casos: Margarita Zavala, ex primera dama; Jaime Rodríguez El Bronco, gobernador de Nuevo León con licencia, y Armando Ríos Piter El Jaguar, senador con licencia, todos tuvieron irregularidades en el cumplimiento de la principal tarea para ser registrado: obtener 866 mil 593 firmas de apoyo de ciudadanos en al menos 17 entidades federativas.

Al depurarse los apoyos y restar los irregulares de los válidos, el Instituto Nacional Electoral (INE) encontró firmas con diversas irregularidades en los expedientes de los tres aspirantes y, al restarlas de los totales respectivos, sólo Margarita Zavala sumaba más de las requeridas para obtener el registro. De esta forma, tanto Jaime Rodríguez como Armando Ríos quedaron fuera de la boleta y de la contienda.

Medianías

El INE emitió una única constancia de registro a favor de Margarita Zavala y dejó a los otros dos contendientes libres de ejercer su derecho de acudir al tribunal; sin embargo, muchos denunciaron la falta de legitimidad de los tres participantes, ya que todos presentaron firmas irregulares –no sólo El Bronco y El Jaguar–, por lo cual deberían ser todos descalificados y retirados del proceso electoral, considerando que una gran cantidad de las firmas presentadas por Margarita Zavala también contaba con irregularidades. No es cuestión de cantidad, dijeron, sino de legitimidad.

Inexplicable

Ante el reclamo de Jaime Rodríguez, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) instruyó al INE admitir las firmas presentadas por Jaime Rodríguez, otorgándole espacio en la boleta electoral, en una controvertida decisión dividida de cuatro contra tres –entre los que se encuentra la magistrada presidente del órgano Janine Otálora–, situación sin precedentes en ese tribunal.

Se han hecho toda clase de reflexiones y alegatos al respecto, no hay bases que sustenten jurídicamente la resolución, tampoco para la instrucción del tribunal para ampliar el periodo de compulsa a Armando Ríos Piter, que podría terminar con un nuevo candidato independiente a pesar de que la gran mayoría de las firmas que aportó fue calificada como irregular. Inédita también ha sido la toma de una resolución dividida, resolución que fue inevitablemente tomada con gran levedad.

@BenitoMArteaga

JJ/I