El oro en mente

ENJUNDIA. Llena de energía e ilusiones, la seleccionada nacional augura un buen papel en Barranquilla. (Foto: Especial)

La medalla de oro y una hermana coequipera. Ésas son las metas de la única jalisciense en el representativo mexicano de polo acuático que estará en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla 2018.

Paulina Espadas López es parte de las debutantes en la justa regional que tendrá a un equipo azteca basado entre nuevas competidoras y experimentadas.

Tiene 19 años, pero su vida en las competencias comenzó hace más de 15 años, llevada de la mano de sus hermanos e inspirada por su hermana Karina, quien fue parte de las líderes nacionales de un equipo femenil que abrió brecha en un deporte que estaba cerrado a las mujeres hasta hace poco.

“Mi hermana siempre ha sido mi inspiración. Parte de lo que me mantiene en este deporte es pensar que algún día puedo representar a México en Juegos Centroamericanos junto a ella”, expresa la jalisciense.

Espadas fue concentrada desde marzo con el equipo base para Barranquilla 2018, aunque su hermana no pudo reportarse, toda vez que tiene otros compromisos profesionales.

Paulina es nueva en el equipo mexicano, pero una de las últimas guerreras auriazules de un conjunto que en 2014 era base del representativo nacional.

“Las demás (compañeras de Jalisco) fueron perdiendo la ilusión por tantas fallas administrativas, por falta de fogueo, de viajes, de becas, a mí lo que me mantiene es ese sueño de llegar a Juegos Olímpicos y de llegar también a competir junto a mi hermana”, acentuó la deportista, quien reconoce que por ahora el primer paso en subir al podio.

“El equipo tiene la ilusión de lograr el oro, ya que nuestro resultado en el Ccan (Centroamericano y del Caribe de Natación) fue de segundo lugar (en julio del año pasado). Si llevamos una buena preparación mental, física y espiritual, la podemos conseguir”.

Paulina tiene confianza en su equipo, luego esa hazaña en la que llegaron a la Final frente a la poderosa escuadra de Cuba, que finalmente les ganó el oro, pero las tricolores se llevaron el boleto a Juegos Centroamericanos, primer paso del siguiente ciclo olímpico.

“Ellas (las cubanas) son más altas, pero estamos conscientes de que podemos ganar, de que podemos convertir la plata en oro, por eso trabajamos fuerte y por eso estamos concentradas”.

Unión en el equipo

Cuba y Colombia son los rivales de México a vencer en el polo acuático femenil de los Juegos Centroamericanos.

A las cubanas las conocen y tienen una revancha personal, reconoce Paulina Espadas: “Nuestra principal debilidad se puede decir es nuestro tamaño, somos muy chiquitas y las cubanas muy grandes, pero nunca ha sido eso un tema de dificultad”.

“En el Ccan nos acabábamos de reunir como equipo, había muchas nuevas y otras de mucha experiencia, no sabíamos ni como hablarnos unas con otras, y aun así llegamos a la Final, ahora somos un equipo diferente”.

Indicó que trabajaron en la unión y parte de ello fue el concentrado que comenzó desde marzo.

“Al principio fue muy difícil, era como no saber por las diferencias de edades cómo comunicarnos, cómo tratarnos, ahora la comunicación es muy buena, sobre todo es que hay unión de equipo y eso ha sido base del concentrado que comenzó desde el 12 de marzo y hasta que concluyan los Centroamericanos”. Patricia Peña

___________

FRASE

“Llevo muy poquito en Baja California Sur, me fui a estudiar derecho, con la familia decidimos mudarnos para allá, pero todavía represento a Jalisco, si me han ofrecido representar a otro estado, pero sigo con mi estado Jalisco”.
Paulina Espadas, waterpolista jalisciense

JJ/I