Fuertes en su evolución constante

Adelanto. OV7 celebrará sus 29 años de carrera el próximo 30 de abril; ya prepara sorpresas para sus 30. (Foto: Cortesía BoBo)

OV7 lo tiene muy claro. Desde que se reunió en 2010, para grabar su disco Primera Fila Ari, Lidia, Mariana, Oscar y Erika sabían que era momento de disfrutarse y volver a divertirse.

Ya han pasado casi ocho años de su reencuentro, que era momentáneo, pues lo habían planeado para un año cuando mucho, pero el cariño del público no los ha dejado bajar de los escenarios.

El quinteto, que celebrará 29 años de carrera el 30 de abril, se encuentra inmerso en el 90s Pop Tour, que vendrá por cuarta ocasión al Auditorio Telmex el 24 de mayo, acompañados por Fey, JNS, Caló, Litzy y muchas sorpresas más, y también en su proyecto como grupo.

Lo que es un hecho es que los intérpretes de Susanita tiene un ratón viven un gran momento profesional y personal en el que tienen planes para festejar a lo grande sus 30 años de trayectoria, grabar un nuevo disco y seguir gozando todo lo que la música les da.

“Nos hemos dado cuenta que la clave de todo es que primero debemos estar bien entre nosotros, porque por muy bien que esté el trabajo y haya éxito, pero si la parte que está arriba del escenario no estamos bien compenetrados creo que hubiéramos durado muy poco”, comentó Erika.

“No voy a decir que ha sido fácil, llevamos casi 30 años juntos, pero la verdad que lo más complicado fue la etapa de la adolescencia. Fuimos creciendo de manera natural y ahora somos personas adultas que saben lo que quieren, y el único bien común es OV7 y nuestra amistad”.

OV7 ha experimentado las mieles del éxito y bendiciones como los nacimientos de sus hijos y la consolidación de sus propios proyectos, pero también momentos muy duros como la pérdida de Sophia, hija de Lidia, o los divorcios de Mariana, detalles que ha fortalecido su hermandad.

“Nos cuidamos mucho como hermanos, como amigos, y obviamente OV7 es la prioridad en nuestra vida, y nos sentimos muy afortunados de que la gente nos tenga en ese lugar del pop en México durante casi 30 años es una gran responsabilidad”, aseguró La Güera.

“Sabemos lo que tenemos encima, pero somos muy disciplinados, muy profesionales y siempre estamos con la mira hacia adelante, y eso es lo que nos ha mantenido unidos y claros”.

LE ENTRA… ¿AL REGGAETÓN?

Aunque OV7 se encuentra aterrizando las ideas de su próxima producción no es ajeno al cambio de sonidos que experimenta la industria musical, y por ende no teme en arriesgar a los nuevos ritmos de moda.

“Creo que se está abriendo muchísimo la industria musical con las nuevas generaciones. Hay una corriente importante de reggaetón y de urbano, que también empieza a salir dentro de lo urbano estos sonidos poperos que hacen que no suene nada más a reggaetón”, expresó Ari.

“El género urbano se convirtió en el nuevo pop y el reggaetón en una de esas variantes de eso. Cada día sale algo diferente… A mí me parece que J Balvin comenzó con una propuesta de reggaetón y ahora llega con algo más tropical house y diario aparece un artista nuevo en las listas de Spotify a nivel mundial”.

En las fiestas, ellos han cantado Felices los 4, de Maluma, e incluso sus hijos bailan a ritmo de Despacito, de Luis Fonsi, pues son parte de una década con pinceladas de pop mezclado con géneros como el reggaetón y urbano, y afirman que es parte de la evolución de la industria.

 “Nos sentimos muy contentos de poder ser parte y ser testigos de estas nuevas generaciones y esta nueva forma de hacer música, de venderla y de consumirla; hemos evolucionado conforme ha ido avanzando la industria”, afirmó Lidia.

 “Nos da gusto ver a los nuevos talentos que vienen con una onda muy fresca y actual, y nosotros somos parte de esa evolución. LemonGrass es un grupo de niños que están forjando su camino; Morat, me fascina, porque creo que es una propuesta diferente a lo que ahora suena”.

Sus hits marcan su permanencia

“Nuestra carrera viene de muchas canciones que nos han marcado, que las nuevas generaciones siguen conociendo. Gracias a Dios ha sido más de una (canción). En su momento, cuando pasamos de adolescentes a adultos, creo que el parteaguas fue Mírame a los ojos”, explicó Mariana.

“Le siguió Un pie tras otro pie, Te quiero tanto y después, cuando nos convertimos en OV7, fue Enloquéceme, Shabadabadá, que marcaron nuestra carrera. Cuando nos separamos (siete años), Prohibido quererme fue súper importante y muy bien aceptada por la gente”.

ASÍ LO DIJO

“Treinta años se dicen fácil, pero hemos aprendido cosas muy buenas y estamos preparando algo muy especial; no sabemos específicamente qué, pero tiene que ser algo muy diferente a lo que hemos venido haciendo”
Oscar Schwebel, integrante

JJ/I