Lleva el gusto por servir en la sangre

RECONOCIMIENTO. La maestra siempre ha procurado contagiar de amor por la salud a sus estudiantes, incluso cuando ya se graduaron. (Foto: Grisel Pajarito)

La labor social, la medicina y la docencia son los tres gustos más grandes que la doctora Martha Villaseñor Farías tiene desde pequeña, por lo que nunca dudó en combinarlos laboralmente. Este fue uno de los aspectos que la llevó a ser profesora–investigadora titular en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), en el departamento de Salud Pública de la Universidad de Guadalajara (UdeG), por alrededor de 11 años.

Licenciada en medicina con especialidad en salud reproductiva y terapia familiar; una maestría en ciencias de la salud pública y un doctorado con enfoque en sociomédicas, la docente ha sido parte de importantes investigaciones dentro de la universidad.

Algunas de la líneas fuertes de investigación que ha llevado son sobre la percepción social que se tiene sobre salud/ enfermedad, en relación a reproductividad; cáncer cervicouterino, enfocado a varios sectores de la población; además de temáticas en salud sexual de adolescentes. La mayoría en vinculación con la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ).

Pionera de tres líneas metodológicas en la carrera de salud pública como lo son metodología cualitativa, bioética y medicinas alternas y complementarias.

NTR. ¿Cómo nace el deseo de la docencia?

MVF. Desde que era pequeña siempre quise ser maestra, pero yo quería ser normalista; sin embargo, mis padres querían que yo estudiara la prepa y después decidiera mi carrera, por lo que así fue. Después entré a estudiar medicina, que era otro de mis anhelos y de ahí me convertí en docente; la labor social y comunitaria siempre la he tenido.

NTR. ¿Qué otros cargos desempeñó dentro de la Universidad de Guadalajara?

MVF. Cada trabajo era un cargo así que fui docente, coordinadora del énfasis de educación para la salud de la carrera de salud pública, luego fui coordinadora dentro de las divisiones de salud, vinculación e investigación; posteriormente coordine la maestría en ciencias de la salud pública. Estuve también varios años como presidenta del Comité de Ética en Investigación del CUCS; además fui parte del Comité de Salud y Género de la red universitaria.

NTR. ¿Ha recibido alguna distinción por su labor?

MVF. He recibido estímulos por productividad de parte de la universidad y fuera de ella, por parte del gobierno municipal de Guadalajara y del gobierno estatal, por mi participación en cuestiones de la lucha en favor de la igualdad de género y la no violencia; además de la Asociación de Médicas de Jalisco, como médica distinguida.

NTR. ¿Cuáles gratitudes le ha dejado la docencia?

MVF. ¡Enormes! Primero porque no hay mejor manera de aprender una disciplina y de entender las cosas que uno aprende en los libros como la docencia, pues exige poderlo entender y hacerlo entender para motivar a otros a amar lo que tu amas, como es mi caso; la investigación, perspectiva de género, la labor social y otras cuestiones.

Ha sido importante tener alumnos que han cambiado su perspectiva y que te digan que en algo influiste tú; es muy satisfactorio verlos en puestos de dirección y que reconozcan el papel de uno tanto profesional como personal.

Yo siempre motivo a mis alumnos por igual a trabajar y cuando se les baja la pila porque el ritmo social es difícil, estoy ahí para alentarlos aunque ya no sea su docente, sigo siendo su consultora y se ha convertido en mi trabajo de vida.

NTR. ¿Por qué decide jubilarse y qué viene para un futuro?

MVF. El primero de marzo firmé el dictamen de la jubilación y ya estoy con algunos trámites del sindicato, por lo que estoy estrenándola. Mi proyecto de vida es que como inicié la docencia siendo joven, voy a ser anciana siendo docente. La decidí por cuestiones de proyecto de vida y salud pero aunque no practique la docencia formal estaré dispuesta para cualquier conferencia, taller o publicaciones.

__________

FRASE

“No hay mejor manera de aprender una disciplina y de entender las cosas que uno aprende en los libros como la docencia”
Martha Villaseñor Farías, doctora e investigadora de la UdeG

JJ/I