De constancia y remates

"La constancia es la clave del éxito", una frase tan sobada como certera cada que se sube al podio un campeón. Y si alguien sabe de esto es la voleibolista jalisciense Samantha Bricio, quien el pasado fin de semana consiguió con su equipo italiano del Imoco Volley Conegliano el bronce histórico de la Champions League de Voleibol, tras superar 3-0 al Galatasaray Istanbul.

La voleibolista de 23 años se convirtió así en la mexicana con más palmarés en su segunda temporada en Italia en la que cerró con plata en la pelea por el título de Liga de ese país y tras una lesión que la hizo dudar de su continuidad en el deporte.

Entrenar diario, diferentes grupos musculares y en diferentes intensidades, alimentación correcta, rehabilitación y motivación fueron la clave de su éxito. Existen estudios que demuestran que las sesiones de entrenamiento deben llevarse a cabo pese a las circunstancias, dejar de entrenar puede ser fatal, mantenerse tendrá su recompensa como lo mostró Bricio quien se convirtió en una de las mejores jugadoras del Final Four de la la Champions League de Voleibol.

“Fue lo mejor, volver a un buen nivel, sentirme fuerte en el equipo y cobijada para estos resultados”, dijo la jalisciense quien es conocida como la Pantera Messicana en Italia donde cerró su temporada en la que terminaron segundas en la Copa Italia y la Súper Copa, ganaron el Scudetto de la Serie A y alcanzaron el bronce en la Champions League.

Los logros de Bricio siempre fueron acompañados del entusiasmo de su padre ex basquetbolista y su madre ex voleibolista, quienes alentaron a la juvenil a mantenerse en sus sueños, incluso en épocas difíciles en las que no deseaba entrenar.

“Hubo momentos en mi vida en que quería salir con mis amigas, o tenía compromisos de la escuela o fiestas y mis padres me decían, hiciste un compromiso y lo tienes que cumplir, me molestaba mucho, pero después veía los resultados con el equipo y eso me motivó. Estos triunfos son parte de mi familia por eso”, ha dicho la jalisciense sobre los momentos en los que se tuvo que mantener en pie rumbo a su meta que de juvenil la llevaron a ser considerada la mejor jugadora universitaria en Estados Unidos hace dos años.

No cesar en la meta hasta llegar a ella, es la fórmula de cualquier éxito. Perseverancia, esencial para el deporte y clave de la vida.

@PatyPenia

J/I