Los clásicos están hechos para todos

Acercamiento. La obra es una oportunidad de que tanto niños como adultos se acerquen a un autor clásico a través de temas universales, como la reconciliación. (Foto: Cortesía A la Deriva Teatro)

Una de las obras más queridas de la compañía tapatía A la Deriva Teatro, la representación de la obra cumbre de William Shakespeare Romeo y Julieta, pero dirigida a las primeras audiencias, volverá a presentarse en el escenario, como parte de uno de los trabajos más recientes y más lejanos al mismo tiempo: fue una de las primeras obras que vocacionaría a la compañía para dirigirse a los más pequeños y para darle actualidad se volvió a revisar durante el año pasado.

Fausto Ramírez, director de la puesta, contó en entrevista que esta obra además de buscar acercar a los niños a uno de los autores fundamentales en la historia de la dramaturgia, también es una especie de homenaje a la compañía.

“Fue la primera obra que fundó A la Deriva hace 10 años con otro reparto en aquel entonces. Retomamos por primera vez un texto que ya habíamos hecho porque sentíamos que valía la pena. Es un texto que dialoga con los niños de alrededor de 6 años, pero que también busca involucrar al resto de la familia”, contó. “Queremos que tú también como adulto puedas disfrutar de lo estético del teatro para niños”, añadió.

Ya que durante las funciones de la obra la Biblioteca Pública Juan José Arreola está abierta, Fausto Ramírez invita a los padres a acercar a los niños a la obra de Shakespeare a partir de este montaje pues, dice, es una pieza fácil para abordarla incluso con quienes nunca la han leído.

“A todas luces retomar el teatro para niños en la ciudad es también como entrar a otro tipo de diario, hay que descubrir el montón de cosas que se pueden hacer de la mano de un niño…”, dijo. “No hay ninguna dificultad en leer a los clásicos. Más bien es renunciar al canto de las sirenas de que la lectura debe facilitarse tanto, tiene que ver con la educación, los acompañantes deben saber que se la van a pasar bien y se van a encontrar con referentes que en este caso es el amor imposible que siempre está ahí en el clóset”.

Entre otras cosas el director dio, como clave para disfrutar del teatro con los niños, estar dispuestos a contestar y considerar frontalmente las preguntas de los niños sobre la obra y sobre cualquier cosa. En este país, despedazándose, dijo, son urgentes las historias de amor y reconciliación.

Esta obra es parte de la producción que hace A la Deriva Teatro como parte de la beca México en Escena del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

Asiste

La Sala 3 recibirá a los niños los sábados 19 y 26, y los domingos 20 y 27 de mayo, a las 13 horas

JJ/I