Pejenomics versus Anayanomics

En los últimos días, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés han hecho públicas las propuestas que guiarán sus decisiones de política económica si ganan la elección presidencial.  Estas propuestas están planteadas en los documentos Pejenomics: hacia una economía para todos y Desarrollo económico con crecimiento, inclusión social y sostenibilidad. Estos documentos se conocen, respectivamente, como Pejenomics y Anayanomics.

Los documentos evidencian que hay dos proyectos distintos para el país. Pejenomics plantea que las decisiones de la siguiente administración estarán encaminadas a mantener la apertura económica, a reactivar la economía, a evitar el endeudamiento público y a reducir la inflación. Anayanomics plantea que las decisiones estarán encaminadas a generar crecimiento económico, a abatir la pobreza y el hambre y a proveer oportunidades de desarrollo.

 El papel del gobierno es muy distinto en ambas propuestas. Pejenomics plantea que el gobierno debe promover la competencia, las exportaciones, la inversión, el consumo y el desarrollo turístico. Anayanomics plantea que el gobierno debe promover la inclusión social, el bienestar y el crecimiento económico con equidad. Por sorprendente que parezca, Pejenomics tiene una orientación tecnocrática; Anayanomics tiene una orientación populista. 

Las propuestas fiscales también evidencian las diferencias entre ambos proyectos. Pejenomics establece que no habrá nuevos impuestos ni incrementos a los existentes. Anayanomics plantea una política fiscal integral que esté orientada hacia el bienestar social y el desarrollo económico. Si bien ambas propuestas parecen interesantes, debe señalarse que ninguna clarifica cómo debieran reajustarse los ingresos y los gastos públicos.

Una crítica hacia ambos documentos es que hay omisiones sobre varios temas económicos que serán cruciales en la siguiente administración. Ninguno menciona las políticas que podrían adoptarse si se establecieran las políticas comerciales deseadas por Donald Trump. Tampoco hay propuestas sobre cómo se administrarán las obligaciones gubernamentales vinculadas a los sistemas de seguridad social y pensiones (Afores, ISSSTE e IMSS).

Finalmente, debo señalar que considero una buena decisión de los candidatos hacer difusión de sus proyectos económicos. En este contexto, debe reconocerse que el equipo de López Obrador ha hecho los esfuerzos más serios para elaborar y difundir sus propuestas. Sin embargo, Pejenomics y Anayanomics comparten la misma falencia: ninguno establece los mecanismos causales, los medios y los tiempos para llevar a cabo sus propuestas y concretar las alternancias política y económica.

starp2000@yahoo.com

JJ/I