Enrique Alfaro: contradictorio e intolerante

Polémico. En la historia del emecista han existido rompimientos y reconciliaciones políticas. (Foto: Humberto Muñiz)

La trayectoria política de Enrique Alfaro Ramírez ha estado plagada por episodios contradictorios como sus constantes cambios de partidos políticos o sus peleas y luego reconciliaciones con personajes como Raúl Padilla López. Además, su personalidad intolerante lo ha llevado a polémicas con medios de comunicación –como NTR–, a los cuales ha llamado “basura” y que están “friegue y friegue” por hacer publicaciones críticas.

El candidato a la gubernatura por Jalisco fue invitado por El Diario NTR para ser entrevistado para la serie de Cara a cara desde la tercera semana de abril. Hasta ayer rechazó venir. Este ejercicio de contraste periodístico ha sido aceptado inmediatamente por el resto de los aspirantes a liderar Jalisco.

Sin embargo, tanto el equipo de comunicación de Alfaro como él mismo rehuyeron aceptar la entrevista durante casi un mes, en un acto más de intolerancia que enmarca las diversas sombras de su vida pública.

Este año, durante su precampaña se enfrascó en dimes y diretes con el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, luego de que elementos de la Policía del estado detuvieran al convoy que lo acompañaba rumbo a Jalostotitlán.

Alfaro Ramírez acusó que se trató de un acto de provocación, ya que los uniformados lo amenazaron con armas largas y le cerraron el paso sin motivo aparente.

La versión oficial es que se detuvo al convoy porque los vehículos no tenían matrículas visibles y se les marcó el alto para hacer una revisión de rutina así como por cuestiones de seguridad.

La reconciliación con Padilla López

El 4 de abril, el equipo de campaña del candidato a la Presidencia de México de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, a quien apoya Alfaro Ramírez, anunció la incorporación de Raúl Padilla López, ex rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

La reconciliación entre Alfaro Ramírez y el ex rector, quienes se habían distanciado desde 2010 cuando, siendo alcalde de Tlajomulco, declaró esta demarcación “libre de Raúl Padilla”, a quien calificó de “cacique”, ya se veía venir de cara al proceso electoral y finalmente se concretó en 2017.

Dicha componenda también ocurrió luego de que el aspirante a jefe del Poder Ejecutivo de MC rompió relaciones políticas con Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a la Presidencia de México.

Alfaro Ramírez ha sido cuestionado en distintos foros, ya sea estudiantiles o de algún sector, como los notarios, sobre la inclusión de Padilla López a la fórmula que como candidato a gobernador apoya a nivel federal.

El aspirante ha dejado claro que aunque él piensa muy diferente al ex rector en la forma de hacer política, reconoce la importancia que Padilla López tiene como actor político en la entidad.

También dejó en claro que aunque históricamente se han manejado reparto de cuotas partidistas, en este caso para el Grupo UdeG esto no ocurrirá si resulta electo.

Sin embargo, dentro de las filas de candidatos a una diputación federal por la vía plurinominal de MC se encuentra Tonatiuh Bravo Padilla, quien hasta hace dos meses fungía como rector de esta casa de estudios.

Además, entregó a este grupo tres candidaturas a diputados de mayoría para el líder de los académicos, Enrique Velázquez; la ex rectora del CUAltos, Mara Robles, y la académica Abril Alcalá Padilla.

Su refundación

En el arranque de su campaña dio a conocer su proyecto de trabajo que básicamente se centra en la refundación del estado, que en palabras de Alfaro Ramírez es hacer una limpia de todas las instituciones públicas y romper con el viejo sistema político de la entidad.

Incluso planteó la posibilidad de cambiar totalmente la Constitución Política de Jalisco en caso de ser necesario, así como ejercer una independencia sana de la Federación, puntos que también han sido cuestionados en diversos foros a los que ha asistido.

Sus propuestas las ha dividido en 18 temas que semana a semana, desde que inició su campaña, se han desglosado. Hasta el momento ha presentado los temas de anticorrupción, educación, participación ciudadana, salud, infraestructura/obra pública y seguridad.

Cuando se le ha cuestionado sobre los cómos de los planteamientos que ha hecho en cada tema, Alfaro Ramírez responde que toda propuesta es modificable, ya que a través de los cuestionarios que se entregan a los asistentes a los mítines así como en su plataforma https://enriquealfaro.mx/ se pueden adherir sugerencias e incluso nuevas propuestas que serán tomadas en cuenta.

Su vida política

La vida política de Alfaro Ramírez ha sido polémica dado su militancia y paso por diversos partidos políticos del estado inicialmente en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en donde estuvo hasta 2005.

Su primer cargo de elección popular fue mientras formó parte del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al ser diputado local entre 2007 y 2009.

Justo en este último año se postuló como candidato a la presidencia municipal de Tlajomulco de Zúñiga abanderado por el PRD y el Partido del Trabajo, y ganó la elección, rompiendo con la tradición de gobiernos priístas y panistas en esta demarcación y convirtiéndose en el primer alcalde de un partido de izquierda en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG).

Siendo alcalde renunció al partido que lo catapultó.

Desde este puesto comenzó a construir su imagen rumbo al gobierno del estado, y ya siendo candidato de MC, se enfrentó en las urnas en 2012 con el actual gobernador, ganando cada vez más simpatizantes.

Para 2015, Alfaro Ramírez triunfó como presidente municipal de la capital del estado y el fenómeno del movimiento naranja se extendió en los municipios de la zona centro, como Tlaquepaque y Zapopan, excepto en Tonalá, donde el PRI ganó, aunque recientemente su alcalde, Salvador Chávez, anunció que dejaba dicho instituto para irse a MC.

Su paso por GDL y escándalos

Desde el primer año de su gobierno al frente de la Perla Tapatía, Alfaro Ramírez protagonizó diversas confrontaciones, la primera con comerciantes ambulantes del Centro Histórico, a quienes ordenó retirar y derivó en señalamientos de violaciones a los derechos humanos, manifestaciones y una serie de enfrentamientos.

La asignación de contratos directos a las empresas Eu Zen, Indatcom y La Covacha, que manejan la comunicación del ahora candidato, también fue sumamente cuestionada desde inicios de su administración por el derroche de millones de pesos.

El nombramiento de Salvador Caro Cabrera como comisario de seguridad también generó polémica, debido a que no cuenta con experiencia operativa.

Más polémicas se sumaron posteriormente, como la restauración de La Minerva, también mediante asignación directa, y las confrontaciones con periódicos a los que llamó “basura”, entre ellos NTR Guadalajara.

Su programa de Arte Público también fue tema debatido en la opinión pública al no contar con un consenso de artistas y encargar las obras de manera directa, así como los pagos hechos por cada pieza, o que han generado el descontento en algunos sectores, como el católico que aún se manifiesta por la escultura Sincretismo.

Recientemente y antes de pedir licencia como presidente municipal de la capital del estado, los escándalos han sido con calandrieros del Centro que se han resistido a emigrar el modelo del vehículo eléctrico y que incluso también llevó a una huelga de hambre de algunos de ellos.

Uno de los más actuales y que ha generado un descontento generalizado es la autorización de venta de predios en el municipio a bajo costo, así como la regularización de edificaciones que fueron autorizadas previamente de manera irregular.

Rehúye entrevista

El Diario NTR Guadalajara solicitó formalmente entrevista para la serie de Cara a cara al candidato Enrique Alfaro Ramírez desde la tercera semana de abril y hasta ayer, pero la respuesta de su equipo de comunicación ha sido que se estaba gestionando

FV/I