A un paso de las vacaciones en el CUCS

MÁS LIBERTAD. Las áreas de descanso están más ocupadas estos días pues las clases son prácticamente nulas y la entrega de trabajos dura menos tiempo que una lección educativa. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

La red estudiantil de la Universidad de Guadalajara (UdeG) ya está en la recta final del semestre, por lo que el ambiente relajado se cambió por caras de cansancio y estrés; el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) es un claro ejemplo de la situación.

Los pasillos y rincones del centro están repletos de estudiantes que trabajan en sus proyectos finales o en sus exámenes, por lo que el estrés y caras largas coronan el lugar. Los jóvenes agradecen los espacios virtuales pues es su mejor arma para pasar la última semana que les queda.

El área de nutrición es una de las que más movimiento presenta pues sus aulas y exteriores reflejarán el ritmo de los finales; tal es el caso del pequeño huerto con el que cuentan donde estudiantes de la licenciatura realizan una práctica de agricultura. Calabazas, rábanos, acelgas, betabel y algunas flores adornaban el pequeño espacio.

Otros disfrutaban de los espacios de recreación que en ese momento eran utilizados como lugar de estudio o como zonas de desayuno para aquellos que no alcanzaron.

Ahí cerca se tiene dos áreas de comida, una atendida por una famosa señora conocida como La Güera que les ofrece menús variados y el lugar más grande que es liderado por los mismos alumnos de nutrición (Cuscsine) que tiene un servicio tipo restaurante con platillos balanceados para los jóvenes.

Los alumnos participantes en este proyecto se encargan de trabajar en su totalidad el restaurante; las filipinas blancas, cofias y cubre bocas son la vestimenta indispensable de los que trabajan entre alimentos, fuego y utensilios de cocina.

Al adentrarse más a esta área, en la cancha de usos múltiples los chicos aprovechan para hacer actividades que los hagan olvidarse por un rato de sus responsabilidades, tal es el caso de los brincolines que inflaron y que estaban a la disposición de cualquiera que tuviera un poco de estrés y deseara aventarse a saltar y saltar, y olvidarse de sus problemas.

En el área de odontología también buscaron la manera de sacar sus preocupaciones, por lo que sus pasillos estaban desérticos gracias a su torneo semestral de futbolito, actividad que ya se convirtió en su más pura tradición.

Los que desearon quedarse a estudiar, trabajaban en las clínicas odontológicas donde unos hacían retiro de muelas, endodoncias o limpiezas, entre otros procesos; las batas azules sobresalían en el lugar mientras los pacientes esperaban en las diferentes recepciones que pronto serán nuevos edificios, pues el campus está en remodelación.

En el pasillo que conecta el área de enfermería, un camión –con la leyenda Dona sangre– espera a los alumnos que quieran acercarse y formar parte de la campaña de la Federación de Estudiantes (FEU), Sangre de León.

Finalmente el área de enfermería es la más tranquila de todas, donde incluso muchos duermen la siesta entre clases o descansan de sus labores diarias, pues la paz del lugar se los permite.

La cercanía del periodo vacacional mantiene a todos los alumnos impacientes y con más ganas de socializar que de entrar a las aulas.

  • Nombre: Centro Universitario de Ciencias de la Salud
  • Dirección: Sierra Mojada 950, Independencia Oriente, 44340 Guadalajara, Jalisco.
  • Teléfono: 33 1058 5200
  • Rector/a: Dr. Jaime Federico Andrade Villanueva
  • Fundación: 4 de mayo de 1994
  • Tipo: Pública
  • Carreras técnicas: Dos
  • Licenciaturas: Siete
  • Especialidades:Dos
  • Maestrías: 17
  • Doctorados: 10

JJ/I