¡Van a la conquista de Ecuador!

Aniversario. La banda dio detalles sobre Un fandango Keliguán, el nuevo show con el que comenzarán las celebraciones de sus 15 años de carrera. (Foto: Grisel Pajarito)

Luis Delgadillo y los Keliguanes están a punto de partir. La banda de música para niños comandada por el músico tapatío ofrecerá un show en Ecuador como parte de las celebraciones, por un lado, del Día del Niño en ese país y, por otro, el inicio de una gran fiesta por los 15 años de la trayectoria.

Después de la presentación en solitario que hizo Luis Delgadillo en diciembre, el país, a través de su ministro de Cultura y a propósito del Día del niño que allá se celebra el primero de junio, esta vez la banda completa celebrará allá parte de su aniversario 15 llevando música y mensajes positivos a través de ella, a todos los niños.

En entrevista, la banda dio detalles sobre Un fandango Keliguán, el nuevo show con el que comenzarán las celebraciones. Se trata de un concierto de folk rock en vivo que, además, incluye otros lenguajes multimedia como animaciones que se proyectan en vivo en cada show, además de sus tradicionales máscaras, zancos y disfraces que les ha dado su estilo propio, el que los niños de Jalisco de varias generaciones reconocen por su invitación al juego y sus historias de comunidad, familia y otros temas que llevan al terreno de la canción.

“Además, incluimos por primera vez un ambiente sonoro que reproduce entre cada una de las canciones sonidos de la naturaleza como el bosque o la lluvia”, contó Delgadillo, “en el mundo en que vivimos, con tanto ruido y con tantos estímulos comerciales, consideramos importante que los niños se acerquen de nuevo en un momento dedicado a ellos, a estos sonidos que quizá ya ignoran o no les ponen la atención necesaria y que son importantes”.

En este show que verán los niños ecuatorianos en su fiesta además hay títeres de diferentes tamaños y la animación con actores que ya es característica en el show de Luis Delgadillo, quien entre canción y canción también revive la importancia de la narración oral contando cuentos y leyendas que en este caso están tomadas de la propia cultura ecuatoriana.

“El Amaru, un ser que provoca al agua en la época de sequía y que vive en los Andes, es parte de nuestro espectáculo”, comentó Delgadillo. “Creímos importante agregarlo, pero en realidad este nuevo espectáculo también es parte de un recuento desde las primeras canciones hasta lo más reciente. Incluimos también parte de nuestras propias culturas mexicanas, a nuestros dioses, nuestras criaturas como el jaguar o los aluxes de la cultura maya”.

Quince años se dicen fáciles, pero en realidad forman parte de toda una larga historia de trabajo de composición y presentaciones en los más diversos espacios del estado y de la república, de hacer música para los niños con un mensaje que sea positivo para ellos, aunque no por esto más sencillo. Lalo Melgar, quien se sumó al equipo hace apenas un año, contó que tocar música para ellos podría ser en algunos sentidos incluso más complicada.

“Creo que lo que hila a lo que hacemos es acercarnos a los niños de una manera honesta. Dando todo de nosotros y poniendo el corazón en cada canción”, dijo. “Queremos invitarlos a una fiesta, a una celebración donde podrán dejarse llevar y ser parte de la música”.

Aunque todavía no hay fechas confirmadas para otros recintos, Luis Delgadillo celebrará también en Guadalajara. En julio le darán la bienvenida de regreso al Museo del Globo, recinto que antes de su cierre por remodelación fue también su casa para muchas presentaciones.

Este viaje a Ecuador fue posible gracias a la beca de Proyecta Traslados con la que fueron beneficiados para llevar su música a los niños en Quito, para empezar.

_______________

FRASE

  • “Además (en el nuevo show) incluimos por primera vez un ambiente sonoro que reproduce entre cada una de las canciones sonidos de la naturaleza como el bosque o la lluvia”
  • “En el mundo en que vivimos, con tanto ruido y con tantos estímulos comerciales, consideramos importante que los niños se acerquen de nuevo en un momento dedicado a ellos, a estos sonidos que quizá ya ignoran o no les ponen la atención necesaria y que son importantes”

JJ/I