Un ‘Tri’ con potencial

(Foto: Imago7)

México a nivel de selección ha contado con grupos que prometían romper esquemas. Posiblemente la primera fue la de 1978, con un conjunto de jóvenes dirigidos por José Antonio Roca, quien osó pronosticar que avanzarían a la siguiente ronda y fueron el último lugar de la competencia.

Y así, a través de varias justas mundialistas se recuerdan buenas camadas, como en 1994 o la de 2006 con Ricardo La Volpe; en 2010 y 2014 con elementos ya militando en Europa. Pero el resultado ha sido el mismo: México no pasa de Octavos de Final.

Desde la perspectiva de uno de los referentes tricolores en la década de los 90, hay una esperanza más sólida. Ramón Ramírez Ceseña, quien jugó los mundiales de Estados Unidos 94 y Francia 98, habla en exclusiva para NTR de sus expectativas de cara a Rusia 2018.

“Esta es una muy buena generación, son jugadores con un buen promedio de edad, están en su punto de madurez para representar dignamente a la selección nacional. Se ven muy bien individualmente, pero vamos a ver en juego de conjunto cómo es que el técnico logra acomodar las piezas de manera ideal y que puedan responder a la hora de la vedad. Sigo creyendo que este grupo tiene la posibilidad de cambiar la historia”, dijo en entrevista vía telefónica.

¿Qué significa cambiar la historia?

Hoy veo mucho potencial. No me importa quiénes sean los rivales o quién nos puede tocar, esta es una generación de futbolistas que está en Europa, que tienen muchos partidos allá, conocen el nivel de competencia que tienen allá, ya no hay complejos, no los veo, no veo miedo hacia los rivales ni presión individual.

¿Se puede el quinto partido?

Queremos resultados, lo que yo pido son resultados más allá del funcionamiento y de vistosidad, que seamos protagonistas hasta en el público, hay que convertirnos en protagonistas y llegar al quinto y hasta el sexto partido. Eso sería romper con todas las barreras que hemos tenido en procesos anteriores.

¿Qué opinas de las rotaciones de Osorio?

De entrada no las veo mal según las circunstancias. Lo que veo mal es hacer cambios de posiciones, por ejemplo no está mal si un día juega Chicharito y al otro Raúl Jiménez porque son de características similares, pero si de repente a Raúl lo quieres poner como un 10 o un volante por derecha, eso es lo que no me gusta. El señor Osorio puede intentar hasta el último partido (amistoso) y observar, pero una vez iniciando el mundial debe tener una base, pero se pueden hacer cambios de acuerdo a las características del rival.

“Esta es una muy buena generación, son jugadores con un buen promedio de edad, están en su punto de madurez. Sigo creyendo que este grupo tiene la posibilidad de cambiar la historia”

“No está mal si un día juega Chicharito y al otro Raúl Jiménez porque son de características similares, pero si de repente a Raúl lo quieres poner como un 10 o un volante por derecha, eso es lo que no me gusta”
Ramón Ramírez, ex mundialista

Alemania, la clave

El grupo en el que quedó sembrado México está lleno de complejidades y nada sencillo.

Para Ramón Ramírez, un empate ante Alemania sería el resultado idóneo para después definir su clasificación a la siguiente ronda contra Corea del Sur y Suecia.

“Alemania es el más completo, lo veo entre los cuatro finalistas, lo veo muy parejo, solvente con un cambio generacional pero con jugadores muy consolidados en sus clubes. Y a Suecia y a Corea los veo a la par de México, y cada uno de diferentes características”, indicó Ramírez.

Y agrega: “En teoría se debe empatar ante Alemania porque la lógica sería perder contra ellos, pero contra Suecia y Corea veo amplias posibilidades de conseguir la victoria. Alemania es el candidato a clasificar en primer lugar, y lo demás se define entre los otros tres”. Omar Fares

Ibra, justificado

Ramón Ramírez cree que la ausencia de Zlatan Ibrahimovic se debió a un tema grupal: “Me da la impresión de que el técnico obedeció a un llamado del grupo. Nos queda claro de Ibrahimovic que su talento y capacidad es de primer nivel, pero creo que no colaboró oportunamente con el grupo, eso lo sacó, y eso le da un respiro anímico al conjunto

FV/I