Tijuana, innovación y política

El fin de semana pasado Tijuana, la esquina de México, fue escenario de innovación y de política.

Innovación porque el sábado se llevó a cabo el Hackatón Rediseña Frontera en el Museo del Trompo. Como ya hemos venido comentando en este espacio, la iniciativa Rediseña México liderada por Mexico Media Lab y apoyada por el Conacyt y por la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, está realizando desde el año pasado una serie de convocatorias en distintos puntos del país para que los jóvenes resuelvan retos de su entorno con innovación y entren en contacto con la tecnología. En abril de 2017 se llevó a cabo en el Estado de México, en noviembre de 2017 en Puebla, en abril de 2018 en Jalisco y en mayo tocó el turno a Tijuana como ciudad representante de la frontera norte.

En la edición de Rediseña Frontera se registraron cerca de 80 equipos de los cuales se eligieron siete finalistas y 25 semifinalistas. Los finalistas fueron incubados durante dos semanas recibiendo mentorías y un presupuesto para invertir en sus proyectos. En el hackatón del 19 de mayo, al que asistieron más de mil 500 personas para participar en las múltiples actividades de tecnología e innovación, los siete finalistas presentaron al público y a un jurado sus proyectos y se eligieron los ganadores.

El primero lugar fue para Bicho, que se dedica a desarrollar productos alimentarios elaborados con proteína de insectos. El segundo lugar se lo llevó Meraki, que adapta interfaces tecnológicas para que puedan ser usadas por personas con distintas discapacidades. El tercero fue para Therapsy, una plataforma para dar terapia psicológica por Internet.

Los otros cuatro finalistas fueron: PALA, iniciativa para acercar la educación artística a asentamientos de migrantes; Circular, que propone soluciones para el reciclado de plásticos; Dosi5, un sistema digital de gestión de tratamientos  médicos, y Estudio Solar, un despacho de arquitectos que crea estructuras que aprovechan la energía solar.

¡Felicidades a todos ellos!

La parte política de este fin de semana en Tijuana la puso, por supuesto, el segundo debate de los candidatos presidenciales… que, para no variar, dejó mucho que desear en términos de contenido. Comparto aquí la opinión que puse en Facebook el domingo en la noche:

“Más allá de lo que ya sabíamos que iba a pasar: concurso de quién es más corrupto, discursos ensayados aburridos, momentos meme y el alivio cómico del Bronco; ¿qué se puede rescatar del segundo debate? Dos cosas:”

“Primero, bien ambos moderadores por insistir hasta el cansancio en la pregunta ¿cómo? –nos permitieron ver en qué puntos los candidatos tienen respuestas más allá de las promesas y en cuales sólo hay aire–”.

“Segundo, bien el formato con preguntas del público porque da oportunidad para que los candidatos empaticen con inquietudes reales de la gente –algunos lo aprovecharon para conectar y otros no–”.

“Aun así, todavía hay camino por recorrer. Desde el INE, los medios y la sociedad civil se tienen que producir más espacios de aquí a la elección para exigir explicaciones de los candidatos. Que realmente se contraste un plan de gobierno con otro”.

“Menos frases vacías y más carnita de qué van a hacer”.

En los comentarios de Facebook alguien me preguntó que, dado este panorama en el que ningún candidato parece dar la talla, por quién deberíamos votar. Respondí que tenemos todavía más de un mes para contrastar planes de gobierno, equipos de trabajo y personalidades de los candidatos, para elegir a aquél que, aunque no nos guste, sea el que deje más abierta la posibilidad para hacerle contrapeso ciudadano y elegir más tarde a otro que sí nos guste.

Insisto: quedan semanas para exigir muchas más explicaciones de los candidatos.

@ortegarance

JJ/I