Bajan presupuesto para observadores

¿Para qué? Los observadores apoyan en temas como la protección de derechos político-electorales del ciudadano, equidad de género en la contienda y fiscalización, entre otros. (Foto: Cuartoscuro)

Ciudad de México. El Instituto Nacional Electoral (INE) destaca reiteradamente que las del 1 de julio serán las elecciones más grandes de la historia de México, con 3 mil 406 cargos en disputa; mil 300 más que en las elecciones anteriores y más que en ninguna otra antes.

Sin embargo, en este proceso hay menos presupuesto para observación electoral y, por el momento, menos observadores electorales aprobados, de acuerdo con un análisis de la plataforma Verificado 2018.

Este año, el Fondo de Apoyo a la Observación Electoral (FAOE), que busca incentivar la participación de la sociedad civil para supervisar los comicios, se redujo 68 por ciento, según cifras del INE.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que gestiona los recursos, reconocer que se trata de un proceso electoral “único” por su magnitud y que supone “un reto institucional sin precedentes”; sin embargo sólo se asignó al FAOE un millón 253 mil 150 dólares, la cifra más baja para elecciones federales desde que se creó, en 1994.

De acuerdo con Verificado 2018, además del escaso presupuesto éstas son las elecciones con menos observadores registrados: de las 6 mil 275 solicitudes que se enviaron, hasta el 19 de abril sólo 2 mil 546 habían sido aprobadas, menos de la mitad que en 2015.

Le bajan al financiamiento

Por primera vez, la Secretaría de Gobernación no ha aportado recursos al FAOE, que este año sólo cuenta con fondos del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Para María Marván, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas y coordinadora del área electoral de la UNAM, la observación electoral “tiene un papel crucial de legitimidad” y es una salvaguarda para situaciones críticas.

“Ese recorte es una decisión del gobierno, ellos tienen que asumir la responsabilidad de haber tomado este riesgo. Pero desgraciadamente no es algo que tengan que justificar de alguna manera frente a la opinión pública”, sostuvo.

La experta recuerda que cuando se aprobó el presupuesto de 2018, no sólo se recortó a los observadores, sino que se rebajó el presupuesto general del INE “poniendo en riesgo la elección”, como dijo entonces el consejero presidente de esta institución, Lorenzo Córdova.

“Paradójicamente, en eso intervinieron (José Antonio) Meade y Osorio Chong”, expuso.

Quiénes pueden observar

Ciudad de México. La observación electoral se incorporó a la legislación en 1994 para generar confianza hacia las instituciones electorales y legitimar el proceso y los resultados de las elecciones; desde entonces ha contribuido a la supervisión de ocho procesos electorales.

Este año, cuatro de cada 10 observadores acreditados son jóvenes de entre 18 y 25 años, y uno de cada cuatro procede del Estado de México.

Cualquier mexicano puede ser observador electoral si no ha sido miembro de un partido ni candidato en los tres años anteriores y si asiste a los cursos de capacitación. Los interesados pueden enviar su solicitud antes del 31 de mayo por escrito, anexando fotocopia de su credencial para votar.

Entre sus atribuciones, los observadores acreditados pueden asistir a los actos de preparación y desarrollo del proceso electoral realizados por el Consejo General, consejos locales y consejos distritales del INE, y durante la jornada electoral pueden visitar las casillas y las instalaciones de los consejos del INE para dar seguimiento a los cómputos distritales.

NUMERO

133 Organizaciones de la sociedad civil presentaron 1,715 solicitudes

716 Solicitudes fueron aprobadas

JJ/I