Así, la muerte alcanzó a Javier

Búsqueda. Cuando aún no se conocía la noticia del fallecimiento, a Javier ya lo buscaban a través de redes sociales.
________________

Antes de fallecer, Javier alcanzó a marcar desde su celular el número telefónico de uno de sus hijos. Caminaba por la rampa del puente peatonal que atraviesa la avenida López Mateos, cerca de avenida La Tijera, cuando una intensa balacera impuso en el sitio sus sonidos de muerte. Un grupo de delincuentes que huía se enfrentaba a tiros contra policías que los perseguían. Un proyectil penetró la cadera de Javier, quien se desplomó herido.

Javier no logró hablar por la gravedad de la herida. Su hijo sólo escuchó por el auricular mucho ruido y que le preguntaban a su padre:

-¡¿Quién eres?!, ¡¿cómo te llamas?!

Francisco Javier Sánchez Hernández, su nombre completo, de 59 años, no logró responder. La llamada telefónica se cortó. Estaba tirado en el puente peatonal, desangrándose.

Suponemos que alguien trataba de ayudarlo y que se desmayó al intentar comunicarse, cuentan consternados sus compañeros de trabajo. Por las preguntas inquisitoriales, por el interrogatorio que le hacían, pensamos que estaba detenido por alguna corporación policiaca, recuerdan.

En realidad, minutos antes, un grupo de sicarios intentó asesinar en la avenida Chapultepec, cerca de la calle Morelos, al ex fiscal general Luis Carlos Nájera. Sin embargo, los delincuentes encontraron resistencia de la escolta y tras lesionar a tres policías y cuatro personas, emprendieron la huida.

En la persecución, los delincuentes enfilaron por la avenida López Mateos. A la altura de la avenida La Tijera se batieron con los policías que iban tras ellos.

Javier era chofer desde hacía 18 años de la empresa en que laboraba, en la que también realizaba tareas administrativas. A las 17.45 horas de este lunes salió de su trabajo. Escasos minutos antes de las 18 horas, subía el puente peatonal para cruzar la avenida López Mateos y esperar en la parada un camión que lo trasladara a su casa, en Tlajomulco de Zúñiga.

Como no llegó a su casa, tanto en la empresa como su familia empezaron a buscarlo. “Nuestra esperanza era que estuviera detenido en un separo de la policía”, indican sus compañeros. Nadie les daba razón. Por las redes sociales empezaron a preguntar por su paradero. Presionamos para saber qué había sucedido, explican.

Hasta que ayer les informaron que supuestamente estaba herido en un hospital. A las 13 horas, la Fiscalía General les comunicó la trágica noticia de que había muerto en la balacera. Una persona más, víctima inocente de otra balacera en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

“Fue una tristeza saberlo”, señalan sus compañeros. Javier era una persona servicial, amable, muy querida en la empresa. Estaba casado, tenía dos hijos. Hasta ayer a mediodía, las autoridades aún no entregaban a la familia el cuerpo.

NÚMERO

59 años tenía el padre de dos hijos

Informan sobre detenidos

  • . El fiscal Raúl Sánchez Jiménez dijo que los agresores de Luis Carlos Nájera presuntamente pertenecen a un grupo de elite dedicado a limpiar la plaza y eliminar a integrantes de cédulas criminales contrarias
  • . Israel N., de 40 años; Edgar N., 28 años; Irving Jonatán N., de 25 años; José Alfredo N., de 30 años; Ramón N., de 37 años, y el fallecido José Antonio N., de 26 años, fueron los detenidos en el operativo de búsqueda; tenían como objetivo matar al ex fiscal
  • . Los sujetos fueron aprendidos en López Mateos Sur, al cruce con San Antonio, en la colonia El Campanario, en Zapopan
  • . A los cinco se les acreditó una orden de aprehensión por la tentativa de homicidio calificado y delitos cometidos en contra de representantes de la autoridad
  • . En el lugar se les aseguraron tres pistolas semiautomáticas de 9 y 40 mm, cuatro rifles semiautomáticos calibre 2.23 mm, un arma de fuego calibre 38 mm, un fusil semiautomático calibre 7.62; un lanzagranadas calibre 40 mm, cinco granadas de fragmentación, 368 cartuchos calibre 2.23 mm, 41 cartuchos calibre 7.62 mm, siete cargadores 2.23 mm y 5.56 mm, cuatro chalecos balísticos, un arma blanca y un juego de esposas
  • . Se logró ubicar un domicilio que era utilizada como casa de seguridad entre las calles Remanso del Mapache y Circuito del Lince Oriente, en el Fraccionamiento Bugambilias
  • . Policías de Zapopan y del estado rescataron a cuatro personas que se encontraban privadas de su libertad en ese inmueble. Arrestaron a Víctor Manuel N., de 26 años, y a Fernando N., de 23 años, ligados con el atentado dirigido a Luis Carlos Nájera
  • . Al inspeccionar la finca se aseguraron chalecos tácticos, celulares, cartuchos de diferentes calibres, un arma lanzagranadas calibre 40 mm, credenciales de elector, uniformes de Policía, herramientas, cuatro rifles AR-15 calibre 2.23 mm, un rifle AK-47 calibre 7.62. Asimismo, se confiscaron una camioneta Toyota Cierra y una motocicleta; fueron utilizadas en la agresión contra el funcionario estatal

JJ/I