Una antología de Lavín por Lavín

Autora. Mónica Lavín hace patente que el cuento, ese género que explora con maestría, es ese lugar donde se vuelven posibles los deseos misteriosos y sensuales de un escritor. (Foto: Especial)

El texto que le da nombre a esta antología (A qué volver) de Mónica Lavín es un texto que muchos han catalogado como “fuerte”. Es la historia de un matrimonio fallido y la venganza. El rencor. Una mujer que se ha ido de su casa con otro hombre quiere regresar con el primero, al que dejó. En la historia es este hombre quien narra los rasgos físicos y la actitud de esta mujer. A la que antes amaba. La extraña, añora su cuerpo, pero a veces también la odia.

Adoptar la voz masculina, el cambio de ánimo y hasta de personalidad medio esquizofrénica, la lucha interna entre el amor y la ternura en contra del dolor y la rabia, con sus bien medidos tonos machistas. Esta agresividad es la que explora en su cuento.

En ese sentido A qué volver es una antología personal de una serie de cuentos en los que la autora no sólo muestra el grueso de la capacidad de su imaginación sino que hace patente que el cuento, ese género que explora con maestría, es ese lugar donde se vuelven posibles los deseos misteriosos y sensuales de un escritor.

Estos cuentos nacieron a la par o más bien en la periferia de la escritura de novela, en medio de una conversación, en una pausa o un principio, y con la intención de suspender por un instante la vida para acercarse mejor y observar con detenimiento a quienes tienen el corazón roto o llevan su soledad a cuestas.

El día a día se vuelve tedioso, pero al mismo tiempo posee una cálida extrañeza que se torna familiar para el lector de estos relatos llenos de emociones.

Para la autora, “el cuento debe punzar, debe tener esa malicia de ojo morado” y no se muestra por completo embelesado o terrible, sino listo.

Mónica Lavín es autora de las novelas Café cortado (Premio Narrativa de Colima 2001), Hotel Limbo (2008), Yo, la peor (Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska 2010), Las rebeldes (2011), La casa chica (Planeta, 2012) entre otros. Actualmente es columnista del diario El universal y conduce el programa de televisión Contraseñas en el cual entrevista a figuras literarias. Es profesora e investigadora en la Academia de Creación Literaria de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Pertenece al Sistema Nacional de Creadores.

La antología de cuentos se reunió recientemente por la editorial Tusquets y ya se encuentra a la venta en librerías de la ciudad.

Guerras

Búsqueda por héroes

En Pistas falsas de Néstor García Canclini el protagonista desea emprender un viaje para conocer la tierra de sus héroes literarios, mexicanos y argentinos, que le han enseñado el idioma español y lo han impregnado de una mitología de un sitio misterioso.

La curiosidad de conocer los territorios hacia los que han huido oficiales de gobierno acusados de corrupción en su país, o centenares de trabajadores que se han exiliado tras las quiebras masivas de las corporaciones en las que trabajaban. En el mundo que nos muestra Canclini, las grandes guerras se libran en el ciberespacio, catástrofes naturales han dado al traste con archivos milenarios borrando buena parte de la memoria histórica y cultural del mundo, las interacciones sociales discurren casi exclusivamente en las redes socio-técnicas (bajo permanente vigilancia) y las ciudades se han transformado en un tenue campo de batalla entre inmigrantes, exiliados, apátridas, y los dueños del capital.

Tributo

Otra mirada femenina

Las hijas del capitán es el nuevo título de María Dueñas, un homenaje a la colonia española que residió en Nueva York durante las primeras décadas del siglo 20. Según María Dueñas, su nueva novela "es un tributo a las mujeres capaces de hallar su lugar en el mundo cuando los vientos soplan en contra. Y también a todos aquellos empujados por la vida hacia la aventura, a menudo épica y casi siempre incierta, de la emigración". La novela, de más de 600 páginas, está ambientada en varios enclaves legendarios de Nueva York, como la calle Catorce, entre la Séptima y la Octava Avenida, donde transcurría la vida de los casi 40 mil inmigrantes procedentes de todos los rincones de España que durante los años 30 se esforzaban en construir una vida en esta ciudad. En este universo neoyorquino arranca su andadura la pequeña casa de comidas El Capitán hasta que la muerte accidental de su dueño, el malagueño Emilio Arenas, obliga a sus hijas veinteañeras a asumir las riendas del negocio, que convierten en un night club.

Éxodo

Huir de la guerra

Desde una patria a punto de esfumarse, en Peregrinos de Sofía Segovia, dos familias de distintas regiones de Prusia, los Schipper y los Hahlbrock, huyen, junto con su pueblo, en un éxodo suscitado por los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Prusia existía separada de Alemania, aunque no de su fervor nacionalista ni de las bombas que extinguen una vida y perdonan otra. Las vidas de Arno Schipper e Ilse Hahlbrock, dos niños que sin siquiera conocerse ni saber lo que les deparará el destino en otras tierras, van junto a los suyos en un peregrinaje sin descanso. Buscan escapar de la destrucción, del hambre y de la muerte, pero es la esperanza de paz y del reencuentro, es el deseo de hallar un lugar donde echar nuevas raíces, lo que se les arraiga en el corazón. Inspirada en hechos reales, Peregrinos es una novela conmovedora, humana, un extraordinario reflejo de los caminos imbricados, del destino ineludible.

FV/I