Chivas tiene amargo adiós de la Copa

2019-03-13 23:19:18

(Foto: Imago7)

José Saturnino Cardozo sabía que el Clásico Nacional era clave. En Copa y en Liga. Al jugar primero los Cuartos Final en el certamen copero el técnico de Chivas tenía que ser muy inteligente al elegir las piezas para enfrentar al América pensando en que el próximo sábado se reencontrarán.

Pero el experimento en su propuesta táctica y en los elegidos no funcionó, y presentó un equipo con temor y lleno de dudas que le generó una dolorosa derrota por 2-0, cifra que no reflejó el bajo rendimiento en el Azteca, y por lo tanto su eliminación en Copa.

Tomando en cuenta que por reglamento debe incluir dos jóvenes menores de 20 años, el paraguayo apostó por Leopoldo Cortés como lateral derecho y Gilberto Sepúlveda como central.

De entrada, Cardozo fue excesivamente precavido al colocar una línea de cinco defensas, tres mediocampistas, y dos delanteros por lo que invitaba peligrosamente a su rival a pisar su área.

El cuadro rojiblanco se notó nervioso, confundido con el planteamiento de su técnico, y en lo que se descifraba a sí mismo, América aprovechaba para abrumar a su rival que exhibía de manera notoria su fragilidad.

Era tanta la inseguridad de Chivas que apenas llegaba al círculo central de donde era incapaz de pasar por lo que retrocedía sin que la juventud y talento de Fernando Beltrán fuera suficiente para inventar alguna genialidad. De tal forma al no salir de su área, los atacantes Alexis Vega y Ronaldo Cisneros permanecían aislados.

América llegaba por todos lados y generaba peligro constante poniendo a prueba los reflejos de Miguel Jiménez, quien desviaba los disparos de Nicolás Castillo, José Clemente, mientras Guido Rodríguez le hacía túnel a Leopoldo Cortés.

Hasta el minuto 18 Vega se encontró con un despeje largo y se puso nervioso por lo que perdió rápido el balón.

Sería hasta el 32´cuando apareció Dieter Villalpando con una dosis de fantasía quitándose rivales en el área pero se cruzó Valdez para evitar la caída de su marco.

Cardozo, a petición de Jair Pereira e Hiram Mier cambió a la línea de cuatro defensas y hasta entonces equilibró el encuentro para al menos irse en cero en el primer tiempo.

Para la segunda parte, Cardozo hizo los cambios obvios al mandar a la cancha a Brizuela, y después a Pulido, sin embargo, el equipo seguía sin ideas claras y cada uno quería resolver el juego de manera individual.

Así, al 58´ sucedió lo inevitable ante el asedio americanista. Ibarra cobró tiro de esquina, Jiménez se pasó de largo, Aguilera no conectó bien de cabeza, pero el balón llegó a los pies de Valdez, quien solo empujó para sepultar a un Guadalajara que desde el inicio entró moribundo del pánico por una eventual derrota.

El resto del juego fue un triste deambular de Chivas, corriendo sin pensar, con destellos de resurrección en la agonía del juego para perder el boleto a Semifinales en Copa, y al final recibir el tiro de gracia de Benedetti con un concierto de errores de Sepúlveda y Pereira para el epitafio de 2-0.

JJ

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com