Expresión de vida y valor

2019-04-17 17:34:03

(Foto: Especial)

Cuando Yaroslavi Romero nació hace 37 años con síndrome de Down, algunos especialistas le dijeron a su mamá que no haría nada de su vida, y ahora suma 250 medallas conquistadas, siendo las últimas una plata y un bronce en natación de los Special Olympics World Games Abu Dhabi 2019.

El 16 de marzo pasado, en la categoría U04, ganó medalla de plata en la prueba de mil 500 metros en aguas abiertas en mar, en la modalidad de compañera unificada, con Adriana Moreno; y tres días después, en individual, se adjudicó la de bronce en los 800 metros de nado libre.

Su primer contacto con el agua fue cuando doña María de Lourdes López Hernández llevó a su niña a la delfinoterapia en el Acuario del Bosque de San Juan de Aragón, el cual cerró sus puertas en noviembre de 2009, después de 38 años de servicios.

Ahí encontró su mundo, su felicidad y pasión, tanto, que ahora en la Alberca Olímpica Ceforma, en la alcaldía de Tlalpan, en la Ciudad de México, flota en poses triunfadoras: con los brazos cruzados y también levantados para exhibir sus músculos.

“Sí, estoy contenta y feliz”, dijo la atleta a quien le gusta competir y entrenar en el mar y practicar en el río Las Estacas, Morelos, donde lo hizo para ir a Abu Dhabi. “Me gustó la competencia. Es bonito el mar”.

Adriana Moreno, su instructora de 45 años, platica que cuando por primera vez fueron a entrenar al mar vio en su rostro sus miedos e inseguridad, y poco a poco rompió eso con su ayuda y ahora lo hace sin temor, más bien con gusto.

“Verdaderamente la medalla significa mucho, pero más es el logro que ella ha obtenido, (eso) es mucho mayor”, analizó Moreno, quien cree que hay un chip que las une para tener la mejor sincronía.

da/i

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com