Robo y acoso, plaga en Colón Industrial

2019-04-19 22:02:21

Contra estudiantes. Uno de los delitos más comunes es el robo, cuya frecuencia se incrementa en los horarios de entrada y salida de clases y en las paradas de las rutas del transporte. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Conformada en la mayor parte de su espacio por grandes bodegas y empresas, la colonia Colón Industrial destaca por su actividad manufacturera y por albergar a la Preparatoria 5 de la Universidad de Guadalajara (UdeG). Son justamente sus alumnas y alumnos los que sufren con mayor frecuencia dos de los flagelos de aquejan la zona: el acoso sexual y los asaltos. 

Ubicada al sureste del municipio de Guadalajara, esta colonia está rodeada por fraccionamientos como El Deán, Morelos, Jardines de la Cruz, la Zona Industrial o Lomas de Polanco.

En esta zona conviven los espacios habitacionales, el pequeño y mediano comercio, escuelas como la Preparatoria 5 de la UdeG y áreas de esparcimiento como la Unidad Deportiva López Mateos, que fungió como una de las sedes de los Juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011.

Uno de los sitios más representativos de la colonia es la sede de la Fiscalía del Estado de Jalisco, ubicada en la famosa calle 14, al cruce de las vialidades 3 y 5.

Minoría

Alrededor de una décima parte de la Colón Industrial está ocupada por casa habitación, por lo que los vecinos en la zona son una minoría si se compara con su población flotante, integrada en su mayoría por trabajadores, por lo que es una colonia que parece vivir bajo los horarios laborales.

“En esta colonia el ambiente está tranquilo, al menos a mí no me ha pasado nada, como cierro temprano ya no nos damos cuenta” de lo que pasa después, señala un comerciante del lugar.

Las opiniones de los vecinos no implican que en las calles del vecindario no estén presentes algunas amenazas que ponen en riesgo la integridad de las personas, por ejemplo en los alrededores de la Preparatoria 5, donde varios de sus alumnos han enfrentado diversos escenarios de inseguridad.

Uno de los más comunes es el robo, cuya frecuencia se incrementa en los horarios de entrada y salida de clases y en las paradas de las rutas del transporte, especialmente durante el mediodía, según señalan los propios estudiantes.

La mayoría de los asaltos, afirman, tienen lugar en la calle Américo Vespucio, entre Pedro Marchena y López de Legazpi.

Además, las jóvenes universitarias son frecuentemente víctimas de acoso y agresión sexual en calles cercanas a la institución.

“Una vez estaba en exámenes finales de semestre, salí más temprano de los normal y me fui caminando para llegar a mi casa, por el rumbo de López de Legazpi. Dos cuadras antes de llegar escuché pasos detrás de mí: vi que era un señor y no le di importancia, pero por las dudas me crucé de acera. Yo tría de casualidad una botella de refresco en la mano; cuando escuché que aceleró sus pasos, miré de nuevo y ya lo tenía atrás de mí, me agarró la pierna e intentó meterme la mano al short, pero mí reacción fue pegarle en el brazo con el bote y el fulano se fue corriendo”, señala una estudiante.

Isela Mariscal señala que como empleada de una de las tantas empresas que se ubican por la zona el ingreso de mañana a trabajar se complica por la oscuridad que reina en muchas de las calles de Colón Industrial.

“Tres veces me han salido hombres que de repente te muestran sus partes íntimas o te tocan, ese es el peligro que hay por aquí; en el turno de la tarde no hay tanto riesgo”.

No obstante, Isela señala que el ambiente de la colonia ha mejorado por la integración de mayores luminarias y la pavimentación de las calles, por donde ahora transitan más vehículo y patrullas, en comparación con años atrás donde la soledad era más palpable.

Contra inseguridad

Tanto vecinos como alumnos y trabajadores coinciden en que el paso de patrullas en Colón Industrial se ha incrementado, como afirma la comisaría de Seguridad Pública de Guadalajara. Pero también indican la necesidad de ampliarlo a más zonas de una colonia tan extensa.

Los puntos con mayor patrullaje corresponden las grandes vialidades como la avenida 8 de Julio, la calle 22, la avenida Colón, López de Legazpi y Lázaro Cárdenas, o la Unidad Deportiva López Mateos y los centros escolares.

Los alumnos de la Preparatoria 5 informan que durante las mañanas puede observarse una patrulla a las afueras del instituto, el cual permanece durante buena parte del día, pero que es necesario mantenerla hasta finalizar las clases del turno vespertino.

En lo que se refiere a las empresas y comercios, existe un programa para una vigilancia más efectiva desarrollado por parte de la comisaría municipal. Se trata del software Negocio en Contacto, el cual consiste en un botón de alerta que avisa en tiempo real al Centro de Comunicación y Observación Electrónica (CECOE), sobre cualquier situación de inseguridad.

El programa inició operaciones en 2016.

A los comerciantes e industriales de la zona se “les explica cómo funciona: La alarma llama al polígono que le corresponde y de inmediato se baja el reporte a las unidades; el tiempo de respuesta es de entre 2 y 5 minutos, obviamente hay que considerar los horarios”, explicó la encargada de Negocio en Contacto, María Teresa Salcido López.

La instalación es gratuita, sólo se requiere un equipo de cómputo de escritorio, con acceso a internet y un sistema de Windows 7 o más moderno.

El atraco, lo más común

De acuerdo con las cifras preliminares de delitos, información proveniente de las averiguaciones previas y/o carpetas de investigación iniciadas en las agencias del ministerio público, el mayor número de denuncias generadas en la colonia Colón Industrial corresponde al atraco a personas, con 11 quejas en 2018.

Le siguen seis robos a casa habitación, cinco a interiores de vehículos, cuatro de autos particulares y uno a cuentahabiente, además de uno por asalto a vehículo de carga pesada y a otro de carga liviana.

Entre los crímenes reportados a la Fiscalía del Estado se encuentran dos carpetas por homicidio doloso y cuatro por lesiones, un par más por narcomenudeo y cinco por suplantación de identidad, además de tres por amenazas, fraude, extorsión y delitos contra la dignidad de las personas.

Pero existe un delito que en 2018 llamó la atención de las autoridades: el daño a las cosas, que refiere a la destrucción o alteración de una propiedad ajena, concentró el año pasado 10 investigaciones.

En cuanto a los crímenes que se han contabilizado durante este año, tan sólo el mes de enero se tienen reportados tres asaltos a negocio, dos hurtos al interior de vehículos particulares y un atraco a persona.

da/i

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com