Pierde hábitat 67% de mamíferos mexicanos

2019-04-21 23:05:58

RIESGO. Más de la mitad de los municipios jaliscienses tiene un capital natural no sustentable. (Foto: Alfonso Hernández)

Una degradación superior a 40 por ciento de su hábitat es la que padece 67 por ciento de los mamíferos en México, potencia mundial en diversidad de este grupo de animales placentarios con 513 especies, sólo debajo de Indonesia, con 667, y Brasil, con 578.

Según modelos matemáticos del Sistema de Información Espacial para el Soporte de Decisiones sobre Impactos a la Biodiversidad, de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), esta tendencia a perder hábitat pone en mayor riesgo de extinción a los mamíferos de grandes dimensiones y a los depredadores tope (carnívoros), al ser los que tienen amplia demanda de territorio.

Sin embargo, si desaparecen estos animales, que en el caso de México son nueve (jaguar, puma, oso negro, lince, lobo, jaguarundi, ocelote, tigrillo y coyote), se pone en riesgo el equilibrio de los ecosistemas al generar, con su ausencia, un efecto cascada dentro de sus hábitats.

“La integridad ecológica como nosotros tratamos de evaluarla es a través de ciertas propiedades, como los animales grandes, que tienen un papel importantísimo en el funcionamiento de los ecosistemas, especialmente mamíferos y aves, y particularmente los depredadores superiores”, explica Franz Mora, investigador de Conabio.

“Hicimos un análisis de cuál es la tendencia de la pérdida de hábitat para la fauna mexicana y son precisamente los mamíferos grandes y los que ocupan posiciones tróficas superiores (depredadores tope) los que van de salida”, lamenta.

APUNTAN A LA EXTINCIÓN

De acuerdo con indicadores desarrollados en la Conabio, la fragmentación y degradación de los ecosistemas que albergan a los nueve principales carnívoros del país podrían tender a la extinción entre los siguientes 100 a 300 años, pese a que los mamíferos depredadores tienen una historia evolutiva en la Tierra superior a los 55 millones de años.

“Una de la mayores amenazas para la integridad ecológica son los impactos humanos, sigue siendo importante el contexto de que vivimos los efectos de un cambio climático, la deforestación y la pérdida de hábitat. En la medida en que los depredadores se pierden, por efecto de la cascada trófica, empezamos a observar ecosistemas que ya no tienen depredadores grandes, abundan los pequeños, hay menor diversidad de plantas, aves y mayor concentración de herbívoros grandes”, contextualiza Mora.

“Ahora enfrentamos esta sexta extinción masiva de la Tierra, enfrentamos la posibilidad de que estos depredadores se vayan, no hay ninguna duda de que si desaparecen van a tener toda nuestra huella”, añade.

SIN PRÁCTICAS SUSTENTABLES

Como parte de los análisis territoriales que desarrolla la Conabio, en Jalisco, 64 por ciento de sus municipios tiene un capital natural no sustentable, es decir, la transformación antropogénica local es de tal magnitud que los recursos naturales no consiguen regenerarse adecuadamente.

Con base en ello, estiman que 66 por ciento de la población jalisciense vive en zonas donde su capital natural no es utilizado de forma sostenible, lo que pone en riesgo las funciones básicas de soporte que prestan los ecosistemas a los humanos, como oxígeno, regulación de la temperatura, alimentos, agua, entre otras.

Para hacer conciencia sobre los impactos de las actividades humanas sobre los ecosistemas y las diferentes formas de vida animal y vegetal, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) conmemora cada 22 de abril el Día Mundial de la Tierra, fecha que aprovecha para conminar a la población general a procurar prácticas cotidianas de bajo impacto ambiental ante el cambio climático.

“Ahora enfrentamos esta sexta extinción masiva de la Tierra, enfrentamos la posibilidad de que estos depredadores se vayan, no hay ninguna duda de que si desaparecen van a tener toda nuestra huella”

Franz Mora, investigador de Conabio

NUMERALIA

  • 513 especies de mamíferos hay en México
  • 3er lugar mundial ocupa el país en diversidad de mamíferos
  • 9 depredadores tope hay en la República
  • 67 por ciento de los mamíferos tiene pérdidas de hábitat superiores a 40 por ciento
  • 55 millones de años tienen diversificándose los mamíferos depredadores
  • 100 a 300 años tardaría su extinción en México si no se protege su hábitat

El lugar que poseen

La función de los depredadores tope en un ecosistema es mantener el equilibrio de la cadena alimenticia. Si faltan, los herbívoros de los que se alimentan carecerán de control biológico y se reproducirán en perjuicio de las plantas que comen, lo que ha llegado a ocasionar erosión y pérdida de especies vegetales De ahí que los carnívoros se consideren especies indicadoras del buen estado de conservación de los hábitats

JJ/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com