Ausencia de ley, obstáculo para estudios de trans

2019-05-19 23:27:49

ATADOS. En la UdeG se dicen impedidos de contar con un reglamento para estos procesos.

Entre las repercusiones de la falta de una ley de identidad de género en Jalisco que dote de iguales derechos a la población trans que al resto de los habitantes del estado se incluye que muchos integrantes de ésta se vean impedidos de ver reconocida su trayectoria académica.

A pesar de que en la Cartilla sobre los derechos humanos de las personas transgénero, transexuales y travestis, que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) publicó en 2018, se estipula que “el Estado y sus entidades organizarán servicios permanentes de promoción y asesoría de educación para adultos y darán las facilidades necesarias a sus trabajadores y familiares para estudiar y acreditar la educación primaria, secundaria y media superior”, esto no siempre se cumple.

A nivel local, si bien existe consenso en que la Universidad de Guadalajara (UdeG) es la institución que más facilidades ofrece en este sentido, el maestro Roberto Rivas Montiel, coordinador de Control Escolar de la casa de estudios, detalló que sólo cuatro personas han podido cambiar sus títulos universitarios ya expedidos por unos acordes a su identidad.

“Para emitir un título nosotros tenemos que tener un expediente con la documentación probatoria que autorice la expedición del título: necesitamos el certificado de graduado de la carrera y para poder expedir un certificado de graduado necesitamos demostrar que tiene acreditados los estudios precedentes, en nuestro caso sería solamente el de preparatoria o, si se trata de educación técnica terminal, el de secundaria”, explicó.

Izaack Zacarías Nájar, quien dirige la organización Impulso Trans, explicó que ahí es donde, fuera de la competencia universitaria, inicia un proceso de trámites burocráticos que, ante la falta de legislación, con frecuencia se ve truncado.

“Cuando quieres hacer tu actualización de tus documentos escolares, todo va como en cadenita. Si estás en universidad, te piden el certificado de preparatoria; si estás en preparatoria, te piden el de secundaria; te vas a la secundaria y te dicen, ‘bueno, tráeme el de primaria’”, explicó.

Hasta el momento, y en parte gracias a la lucha de los colectivos que defienden los derechos de la población trans, sólo en tres municipios jaliscienses se pueden actualizar los documentos escolares de nivel básico y medio sin enfrentar grandes contratiempos: Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque.

“Tenemos un secretario de Educación y creo que su labor es homologar y estandarizar todos los procesos”, consideró.

En ese sentido, Rivas Montiel añadió que, a pesar de la autonomía universitaria, la UdeG se encuentra impedida de contar con un reglamento que estandarice el proceso, pues la institución responde a normativas como las Constituciones federal y estatal, así como a todas las leyes que de ellas emanan. 

“Si estás en universidad, te piden el certificado de preparatoria; si estás en preparatoria, te piden el de secundaria; te vas a la secundaria y te dicen, bueno, tráeme el de primaria”, Izaack Zacarías Nájar, dirigente de Impulso Trans

EH/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com