De vuelta a las rayas

2019-06-12 22:48:36

(Foto: Imago7)

Un año después de protagonizar un capítulo dramático para conseguir su salida de Chivas, Oswaldo Alanís está de regreso en el Rebaño.

El zaguero central decidió que era hora de regresar luego de no concretar el ascenso a Primera con el Real Oviedo de la Segunda División de España.

La salida de Alanís del Club Guadalajara se generó en circunstancias complicadas. En diciembre de 2017, la directiva se percató de que al defensa le quedaban seis meses más de contrato, y de antemano sabían que el michoacano ya negociaba su transferencia con el Getafe de España. Para no quedar fuera de la jugada, la dirigencia le ofrecía a Oswaldo la renovación de su contrato por un año más y con una mejora de su sueldo.

Sin embargo, Alanís estaba firme en su deseo de cumplir en lo que él definía como “el sueño de mi vida”: emigrar a Europa.

Tal negativa detonaría en un conflicto que provocaría una ruptura entre el entonces técnico Matías Almeyda y el director del Club Guadalajara, José Luis Higuera.

La resistencia de Alanís se tomó como desacato y el 19 de diciembre fue enviado a entrenar con el equipo de Segunda División de Chivas en las instalaciones del Club San Rafael.

A una semana de iniciar el torneo el problema no se arreglaba, y para agregar más tensión, Almeyda declaró que lo reintegraba al primer equipo pero no lo tomaría en cuenta: “No me molesta entrenarlo. Otro entrenador, otros clubes lo apartarían. Nosotros optamos por tenerlo en el grupo, lo respetamos como persona, y le deseamos que le salga el sueño”, dijo el 3 de enero.

Una semana después, la directiva decidió que no era sano mantener un pleito con el jugador, por lo que dejó su alineación en manos de Almeyda, lo cual lo puso como el villano de la historia.

Oswaldo volvió a jugar como titular, y fue parte importante en la conquista del título de la Concachampions, pero a la vez también apoyó la protesta del plantel por el retraso de los pagos tras el doblete en Liga y Copa MX en 2017.

Al terminar el Clausura 2018, Alanís partió para incorporarse al Getafe, que incluso le dio la bienvenida en sus redes sociales. El tema es que el fichaje lo hizo el presidente del club sin el consentimiento del técnico Nicolás Rodríguez, quien le cerró la puerta al defensa mexicano.

El 19 de agosto quedó fuera del Getafe, pero sólo contaba con 10 días antes del cierre de registros en el futbol europeo, y el único espacio que encontró fue en el Oviedo de la Segunda División.

El viaje de Oswaldo en su intento por jugar en la Primera División de España terminó, y ahora a sus 30 años de edad vuelve para formar parte de un grupo que buscará la permanencia en el máximo circuito.

 

Refuerzos que son regresos

 

Oficialmente, Chivas ha anunciado a dos refuerzos: Antonio Rodríguez y Oswaldo Alanís.

Ambos jugadores no tuvieron costo para la directiva. El primero porque estaba a préstamo con Lobos BUAP, y el segundo al terminar su contrato con el Real Oviedo de España se pudo contratar como agente libre.

Ambos jugadores ya habían estado anteriormente con el Rebaño, por lo cual en realidad su incorporación no debería  tomarse como la llegada de jugadores nuevos.

El otro retorno que no se ha oficializado como tal es el de Ulises Dávila, quien está a prueba en la pretemporada y también ya había jugado antes en Chivas; tras su paso por el Delhi Dynamos de La India, igualmente quedó libre para negociar con el equipo que desee, y todo indica que se vestirá de nuevo de rojiblanco.

Mientras, en Cancún, se sigue negociando el fichaje de Daniel Álvarez. Omar Fares

JJ/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com