De tal palo, ¿tal astilla?

2019-06-15 19:35:14

POCO PARECIDOS. Diego Maradona Siangra tiene un vínculo fuerte y afectuoso con su padre, pero como futbolista no le llega ni a los talones. (Foto: Especial)

En la celebración del Día del Padre en México hay historias curiosas que son dignas de tomar en cuenta, y muchas de ellas son una gran inspiración.

Un deportista se convierte en ejemplo de la sociedad, sobre todo del público juvenil. Millones de jóvenes sueñan y aspiran algún día igualar las hazañas de sus ídolos.

Y si para niños y adolescentes de todo el mundo, un atleta, específicamente un futbolista cuyos actos heroicos tienen resonancia mundial, para sus hijos también se convierte en una meta por cumplir al tener la inspiración en casa.

Para un padre, posiblemente no hay mayor orgullo que uno de sus hijos siga sus pasos, así como para el hijo resulta un auténtico desafío darle lustre al apellido con una carrera similar o mejor.

A través de la historia del futbol, el deporte más popular del mundo, se han conocido historias de padres que heredaron su talento, y que, en algunos casos se aplica la frase de “el discípulo supera al maestro”.

Algunos de esos casos son los de Paolo Maldini, el defensa del Milán que por mucho rebasó a su padre, Cesare Maldini, así como Gonzalo Higuaín, ex figura del Real Madrid y Nápoles superó a su padre, Jorge, quien jugó en Boca Juniors y River Plate; o Diego Forlán, quien rebasó los logros de su padre, Pablo.

Sin embargo, el tener el ADN de un genio tampoco es garantía de éxito, y el tener la presión encima de los medios que constantemente entran al terreno de las comparaciones, y de los mismos aficionados, la continuación de la leyenda no siempre resulta una historia con final feliz.

Hay algunos casos impactantes en lo que los hijos se quedaron a años luz de sus padres porque simplemente la leyenda de cada uno era tan sagrada como inalcanzable, como Jordi Cruyff ante Johan; Diego Maradona Sinagra con Diego Armando Maradona, o Edinho ante El Rey Pelé.

¿Qué determina que algunos puedan estar a la altura o incluso estar por arriba de lo realizado por sus padres?

Cada caso es distinto, cada uno tuvo circunstancias que los marcaron y que definieron sus destinos en el intento por llevar con dignidad una brillante herencia deportiva.

Cesare y Paolo Maldini

Cesare Maldini fue un defensa triunfador con el Milán de los años 50 y 60, equipo del que fue capitán y con el que conquistó cuatro títulos de Liga y una Copa de Europa. En el final de la década de los 90, apareció Paolo como integrante del histórico Milán de Arrigo Sachi, y ahí al igual que su padre fue defensa y capitán ganando siete títulos de liga, cinco Champions League, cinco Supercopas de Europa, dos Copas Intercontinentales, y un Mundial de Clubes.

Jorge y Gonzalo Higuaín

Jorge Higuaín no fue precisamente un jugador talentoso, pero sustituía sus carencias técnicas con su pundonor y fuerza para pelear cada balón sin ninguna reserva. En 15 años de carrera su mejor momento lo vivió con River Plate al ser campeón de liga en la temporada 89-90 y el Apertura 91. Su hijo Gonzalo debutó a los 18 años en River en 2005, y a partir de 2006 ha tenido una carrera brillante en Europa con Real Madrid, Nápoles, Juventus, y Chelsea.

Pablo y Diego Forlán

Pablo Forlán conocido también como El Boniato, se distinguió por ser uno de los referentes del Peñarol de Uruguay y el Sao Paulo de Brasil. Como seleccionado de su país participó en los Mundiales de 1966, 1970, y 1974. El recio defensa heredó el futbol a su hijo Diego, quien decidió ser delantero para aportar sus goles en clubes como Independiente de Avellaneda, Manchester United, Villarreal de España, Atlético de Madrid, y en el Inter de Milán. Su gran momento con Uruguay fue en el Mundial de Sudáfrica 2010 al recibir el Balón de Oro reconocido como el mejor jugador del certamen.

Johan y Jordi Cruyff

Johan Cruyff está considerado el mejor futbolista del mundo solo detrás de Pelé y Diego Maradona. Con el Ajax de Holanda ganó 6 Ligas y 4 Copas, 3 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental y 1 Supercopa de Europa, y con Barcelona una Liga y una Copa del Rey, además de ser la estrella de su selección en el Mundial de 1974. Con todo ese peso cargó Jordi Cruyff, quien pese a estar en Ajax, Barcelona y Manchester United no pudo destacar, y su momento cumbre lo vivió con el Deportivo Alavés al llegar a una Final de la Copa UEFA.

Los Maradona

Diego Armando Maradona es considerado por muchos el mejor futbolista de la historia del futbol mundial. El ex capitán de la selección de Argentina, además de proclamarse campeón del mundo en México 86, ganó una Liga con Boca Juniors, una Copa del Rey con Barcelona, una Supercopa y una Copa de la Liga. Con Nápoles levantó dos Scudettos y una Copa UEFA. Su hijo Diego Maradona Sinagra sólo ha jugado con equipos de divisiones inferiores de la Liga de Italia.

da/i

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com