Verdaderos cambios

2019-06-15 20:44:36

La cotidiana realidad nacional caracterizada por una prolongada y severa crisis de inseguridad y de violencia con homicidios, secuestros, asaltos, robos, agresiones sexuales, extorsiones, violencia de género, los abusos de que son víctimas los migrantes, etcétera.; de precariedad económica para mayoritarios sectores poblacionales; de desempleo y empleos inestables y mal pagados que no permiten certidumbre en el futuro y acceso a una vida digna y de calidad para las personas y para sus familias; de violencia en las familias; la práctica generalizada de estilos de vida insalubres; de deterioro medioambiental; de sobreexigencias académicas y laborales, entre otras situaciones, están impactando en forma negativa y brutal en la salud mental de las y los mexicanos. Todo ello es evidente porque las formas de enfermarse y de morirse de las y los mexicanos han ido cambiando; no es fortuito que hoy el suicidio y los trastornos depresivos y de ansiedad, las adicciones, hasta las disfunciones sexuales, se estén presentando y aumentando alarmantemente en millones de mexicanos.

No es posible que hoy se nos esté convocando a las y los ciudadanos a transformar la sociedad y las propuestas para las políticas públicas, los planes y programas de los gobiernos federal y estatal al menos para cuatro sistemas estratégicos para la vida nacional: salud, educación, productivo y de seguridad pública, con cambios cosméticos, en esencia vuelvan a ser más de lo mismo que no ha funcionado, fundamentadas en modelos arcaicos que ya no obedecen a la realidad cambiante y a los avances científicos y tecnológicos.

Hoy, por ejemplo, en el área de la salud deben romperse dos tradiciones. Una, el modelo eminentemente biológico, en el que se sustenta el sistema de salud, debe transitar a un modelo bio-psico-social de la salud. Dos, destinar principalmente los recursos a curar a los enfermos para transitar a una práctica en las instituciones donde el PREVENIR Y EL PROMOVER LA SALUD tengan la misma importancia que la ATENCIÓN INTEGRAL a los enfermos y por tanto se reorganicen los recursos para cumplir eficazmente estos trabajos y para ello se requiere incorporar psicólogos en todos los centros de salud y en todos los hospitales de nuestro país y de nuestro estado. Hoy, los psicólogos atienden a personas que viven con depresión, pero también en equipo con los médicos especialistas atienden a personas con diabetes, cáncer, quemaduras, cirrosis, etcétera.

¡Está claro, necesitamos cambiar!

red_ciu@yahoo.com.mx

da/i

 

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com