Exponen su fe en el arte

2019-07-18 21:58:44

Colectivo. En esta muestra los artistas no presentaron la pieza más representativa de su trabajo y de hecho casi todos los participantes eligieron presentar una pieza con materiales y técnicas nuevas que no usan con regularidad. (Foto: Especial)

Para abrir varios canales de diálogos entre artistas de diferentes trayectorias que trabajan con distintos medios en Jalisco, el artista Hiram Constantino curó una exposición que incluye la obra de más de 20 artistas. No church in the wild, traducido como no hay iglesias en lo salvaje, busca respuestas individuales para la gran pregunta: ¿de qué sirve el arte?

“Estaba pensando en qué creemos o por qué seguimos haciendo esto, no para indagar en lo religioso si no en lo personal, lo que nos motiva a seguir produciendo arte independientemente del estado de nuestra carrera. Por qué, a pesar de los contextos y los medios, decidimos hacer arte”, contó el curador en entrevista. “Es una pregunta difícil de responder, porque no hay una sola respuesta, es para mí lo importante de la exposición, que se reúnan diferentes creencias de una manera totalmente libre, lo único que tienen que saber es que hay un espacio para ellos ahí para presentarlo”.

En esta muestra los artistas no presentaron la pieza más representativa de su trabajo y de hecho casi todos los participantes eligieron presentar una pieza con materiales y técnicas nuevas que no usan con regularidad, para Constantino respetar esta libertad fue crucial para trabajar y experimentar con todas las reflexiones que las obras en sí mismas detonan y dejar que dialoguen.

De Karian Amaya, Cynthia Gutiérrez, Gabriel Rico, Isa Carrillo y Juan Carlos Guerrerosantos a Alejandra Ruíz Rincón, La Puga María, Raquel Barrios, Daniela Ramírez, Bruno Viruete, Larissa Garza, Temoc Camacho y Francisco Orozco, Paulina Barragán, Diana Salazar, Viviana Reyes o Denise Camacho, por mencionar solo algunos.

“Invité muchos artistas con los que no había convivido antes, sabía sobre su obra pero no los había conocido en persona, mi interés era saber si aún en las grandes diferencias que a veces parece que tenemos hay aspectos que nos conectan”, dijo. “Quiero generar un punto de reunión entre estas diversas visiones, quería que varias generaciones y gremios se familiarizaran unos con otros, generar otros lazos y una visión más amplia, otro tipo de conversación”.

Sobre la pregunta de la exposición, el propio Hiram que expondrá una instalación hecha in situ en el edificio que ahora utiliza como estudio, dijo que el arte para él es una forma de cuestionarse su lugar en el mundo y abrir otras puertas.

“Suena a cliché, pero realmente creo que cuando fui creciendo las posibilidades que tenía eran limitadas, vengo de un barrio en donde el trabajo al que puedes aspirar es al de trabajar en una fábrica y permanecer ahí o estudiar algo que te sacara de ahí, un ingeniero, un abogado, un médico. El arte me hizo hacerme preguntas sobre el lugar en el que estaba parado, ir a lugares diferentes”, dijo.

“Al final esas nuevas posibilidades crea realidades nuevas, como si pudieras ver el futuro o ficcionarlo: si puedo ver algo que no estaba ahí antes de alguna manera se hace posible”, añadió.

No es una coincidencia que con esta exhibición Otro espacio, el proyecto independiente para el fomento del arte, cerrará sus puertas de manera permanente. Otro Espacio nació como un experimento para exponer cosas que no se exponen en ningún otro sitio de la ciudad, público o privado. Era itinerante y abrió las puertas a artistas jóvenes y organizaciones que buscaban un espacio incluso sólo para reunirse. Durante los tres años en que funcionaron generaron tres grandes muestras e intervenciones que se tomaban con calma y tiempo para generar preguntas en torno a la escena y el arte.

El proyecto que estuvo coordinado intermitentemente por el propio Hiram y César Castillo, Liliana Reyes, Alejandra Ruíz, así como Paulina Flores, nunca tuvo un apoyo gubernamental o una beca.

César Castillo comentó al respecto que participar en el proyecto fue muy enriquecedor. "Es interesante estar cerca de la comunidad artística emergente; los procesos artísticos son diversos y las personalidades interesantes", dijo

"Entendemos que los proyectos que no cuentan con recursos económicos externos son complicados de llevar, se trata de mucho esfuerzo por quienes llevan los espacios, por ello es común ver emerger nuevos espacios independientes y al paso de un tiempo relativamente corto verlos cerrar. No dudo que aparezcan pronto nuevos proyectos, la comunidad artística de esta ciudad es muy amplia e inquieta, muchos artistas y pocos espacios para la experimentación", agregó.

“Es un lugar para equivocarse y experimentar. Un lugar sin requisitos, en donde no necesitas probar nada. La idea es presentar cosas que a nosotros nos gustaría hacer”, dijo Constantino, quien dijo que el final del proyecto es inevitable.

“Perdería un poco lo que es, es momento de cerrar el ciclo porque todos los que lo hacíamos posible nos estamos encaminando a otros lugares, pero esta experiencia me deja convencido de que se pueden hacer grandes cosas y exponer sin la solemnidad de los espacios institucionales y que esos lugares no van a terminar en la ciudad y que estos lugares deben nacer en la colectividad”, mencionó al respecto.

La exhibición se inaugurará en el edificio que ahora alberga a Otro Espacio, en Hidalgo #2172 a las 20 horas. La exposición permanecerá montada durante una semana. Para visitarla hay que hacer cita en las redes sociales de Otro Espacio.

“Es momento de cerrar el ciclo porque todos los que lo hacíamos posible nos estamos encaminando a otros lugares”

 

“Es un lugar para equivocarse y experimentar. Un lugar sin requisitos, en donde no necesitas probar nada. La idea es presentar cosas que a nosotros nos gustaría hacer”

Hiram Constantino, curador

JJ/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com